Alójate en la antigua casa de un farero

Búsqueda rápida

Búsqueda de destinos

Busca Alojamiento

Habitación
Al reservar alojamiento con cocina incluida por favor selecciona 1 habitación/propiedad para número total de adultos y niños.

Busca Eventos

Fecha de inicio
Fecha de fin

Busca Cosas para hacer

Busca Gastronomía

Journey Planner
  • Faro situado en los acantilados próximos a Kirkbaster, en la isla de Bressay, Shetland
    Faro de la isla de Bressay, en Shetland
  • Vista de la costa desde el hotel faro Corsewall Lighthouse, en Kirkcolm (Dumfries & Galloway)
    Corsewall Lighthouse Hotel, en Dumfries & Galloway
  • Vista de los acantilados donde se sitúa el faro Eshaness, en la costa de Shetland
    El faro Eshaness, en Shetland

Los faros escoceses tenían la tarea de guiar a los barcos entre bancos rocosos y litorales que podrían resultar peligrosos. Pero hoy día tienen otra función, y es la de alojar a huéspedes. Experimenta la emoción de pasar la noche en un faro en activo en algunos de los tramos de costa más bellos.

Los faros, que una vez fueron focos de seguridad y puntos de referencia para los marineros que volvían a casa, presiden acantilados y afloramientos rocosos de todo el mundo desde hace siglos. Antiguamente manejados por un solo hombre que hacia brillar los enormes focos, la mayoría de los faros escoceses ya son automáticos. Las nuevas tecnologías ahora permiten que los buques naveguen seguros, por lo que muchas de estas típicas construcciones han sido convertidas en hoteles, albergues y alojamientos de alquiler.

Donde el farero y su familia vivieron a la sombra de la torre encalada, tú encontrarás cómodas casas de campo reformadas con todo lo que necesitas para tus vacaciones en las más remotas y espectaculares costas de Escocia. Muchos son perfectos para los niños, con patios interiores y zonas valladas donde tus hijos podrán jugar con total seguridad. ¿Qué niño podría resistirse a la magia de vivir en un faro?

Y eso no es todo; la mayoría de estos alojamientos tienen en la puerta de casa, o a muy poca distancia, kilómetros de playas de arena para volar cometas o construir castillos. Dada su posición, en lo alto de acantilados, algunos faros forman parte de las reservas de la RSPB (la Real Sociedad para la Protección de las Aves), así que harán las delicias de los amantes de las aves. Los frailecillos, araos aliblancos, gaviotas comunes y gaviotas tridáctilas que anidan en los escarpados acantilados contribuirán a hacer tu estancia memorable. Busca en los listados para planear tu viaje.

Compartir