Clanes

Búsqueda rápida

Búsqueda de destinos

Busca Alojamiento

Habitación
Al reservar alojamiento con cocina incluida por favor selecciona 1 habitación/propiedad para número total de adultos y niños.

Busca Eventos

Fecha de inicio
Fecha de fin

Busca Cosas para hacer

Busca Gastronomía

Two Highland dancers, wearing kilts, at the Gathering, Holyrood Park, Edinburgh
Juegos de las Highlands ››

Encuentra eventos de los Juegos de las Highlands por toda Escocia

  • Un bailarín de las Highlands participa en la danza de las espadas en los Juegos de las Highlands de Ballater, al son de la gaita
    La danza de las espadas, en los Juegos de las Highlands de Ballater
  • Lanzamiento de cáber
    Lanzamiento de cáber  

Pocos aspectos de la historia fascinante de Escocia fueron tan sangrientos, como el sistema de clanes. Desde los antiguos orígenes en las tradiciones celtas, franconormandas o de los pueblos nórdicos allá en el siglo XIII, los clanes han echado raíces firmes en las Highlands de Escocia.

Aunque el término “clan” significa familia o niños en gaélico, no todo el mundo en el mismo clan estaba realmente emparentado entre sí. Los clanes vivían de la tierra y el ganado era su principal fuente de riqueza, además de las controversias fronterizas, que constituían la primera causa de conflictos entre los clanes. En ese tiempo, los jefes de los clanes más importantes eran parte reyes, parte protectorados y parte jueces, y ejercían mucho poder sobre las tierras que controlaban.

El sistema permaneció prácticamente intacto hasta que ocurrió la sangrienta batalla de Culloden en 1746, donde la rebelión jacobita fue aplastada sin piedad por las tropas reales del rey Jorge II.

En ese punto, el comercio mejorado y los enlaces de comunicación entre los clanes del norte y del sur ya estaban conduciendo a una disolución del sistema de clanes, y la infame expulsión de los gaélicos, conocida como Highland Clearances, señaló el fin, cuando miles de campesinos escoceses partieron en busca de una vida mejor en orillas lejanas.

Hoy en día, es posible rastrear muchos clanes hasta una parte concreta de Escocia como, por ejemplo, los MacLeods de Skye, los MacNeils de Barra o los MacNabs de St Fillan en Loch Earn.

Compartir