Comida escocesa tradicional

Búsqueda rápida

Busca Alojamiento

Habitación
Al reservar alojamiento con cocina incluida por favor selecciona 1 habitación/propiedad para número total de adultos y niños.

Busca Eventos

Fecha de inicio
Fecha de fin

Busca Cosas para hacer

Busca Gastronomía

Journey Planner
  • Un menú típico de haggis y whisky
    Un menú típico de haggis y whisky
  • Un bol de porridge (gachas de avena) del hotel Viewfield House, en la isla de Skye
    Un bol de porridge (gachas de avena) del hotel Viewfield House, en la isla de Skye
  • Unos 'Scotch pies' premiados a la venta en la panadería Sugar & Spice, en Auchterarder (Perthshire)
    Unos 'Scotch pies' premiados a la venta en la panadería Sugar & Spice, en Auchterarder (Perthshire)
  • Un plato de shortbread, una galleta tradicional, con un decantador de whisky escocés
    Un plato de shortbread, una galleta tradicional
  • Vieiras con Stornoway Black Pudding (un tipo de morcilla) en el restaurante Cluanie Inn, en Glen Shiel, en las Highlands
    Vieiras con Stornoway Black Pudding, un tipo de morcilla

Déjate tentar por platos escoceses tradicionales o embárcate en una aventura culinaria por Escocia y prueba por ti mismo los deliciosos platos que hacen famoso al país.

Desayuno

Lo mejor no es preguntar qué lleva un desayuno escocés sino... ¡qué no lleva! Hay de todo; entrantes fríos, diferentes zumos, yogures, frutas, conservas, cereales, un bol caliente de gachas de avena, tostadas crujientes, té o café y, por supuesto, un desayuno escocés completo (detallado a continuación). Impresionante, ¿verdad?

Desayuno escocés completo

Un desayuno completo suele incluir una salchicha, bacon, huevos, tattie scone (una pastel salado de patata), champiñones fritos, tomates a la parrilla, alubias, una tostada con mantequilla y el producto favorito de los escoceses, el black pudding. Desde luego, estamos ante un desayuno muy completo que te dejará más que saciado. Se suele servir a la hora del desayuno, pero también es común que algunos restaurantes lo ofrezcan durante todo el día.

Gachas de avena

En un desayuno escocés que se precie no pueden faltar las omnipresentes gachas de avena. Se hacen con avena, agua y una pizca de sal, y se remueven con un spurtle (un utensilio escocés con forma de palo) de madera que evita que se cuaje. Se sirve caliente en un bol. Mucha gente también añade un poco de leche, frutas desecadas y unas cucharadas de azúcar moreno.

Kippers

También puede que en tu desayuno te encuentres con kippers. Se trata de arenques ahumados con un intenso sabor servidos en frío. Este producto fue uno de los componentes por antonomasia del desayuno escocés en las épocas victoriana y eduardiana, y hoy día a vuelto a la carga. Se abren en dos filetes haciendo un corte de la cola a la cabeza, se les sala en salmuera y se ahúman sobre virutas de madera calientes. Tienen solo 125 calorías por filete y son una buena fuente de proteínas con la que empezar el día de forma saludable. Averigua más sobre los pescados y mariscos escoceses.

Carne

Black pudding

El black pudding es un tipo de morcilla que lleva sebo, avena, sangre, cebada y una mezcla de especias, todo ello embutido en una tripa de animal. Por lo general, se sirve en el desayuno escocés de bed & breakfasts de todo el país, pero últimamente es popular también en los restaurantes de alta gama. Combina muy bien con cerdo, pollo, carne de caza y pescado, y también con frutas como pera, manzana y ruibarbo. Tal es la importancia del black pudding de Stornoway que se le ha concedido la certificación de Indicación Geográfica Protegida.

Haggis

El plato nacional de Escocia es otro tipo de pudin salado, que fue inmortalizado por Robert Burns en su famoso poema Address to a Haggis. Sus orígenes son similares a los del black pudding, y sus ingredientes principales son asaduras de oveja, cerdo o vaca picadas y mezcladas con sebo, cebolla, avena, especias y otros aderezos. Tradicionalmente se hervía dentro del estómago del animal pero hoy en día se suelen usar tripas sintéticas. Es ligeramente picante, tiene la textura de la avena y se suele acompañar con neeps y tatties (nabos y patatas) pero en los restaurantes y pubs escoceses ofrecen otras alternativas, sirviéndolo en forma de hamburguesas o de bolas rellenas. A veces forma parte del desayuno escocés, y por lo general se puede comprar una cena con haggis preparada en los establecimientos de fish and chips. Descubre más sobre los haggis.

Stovies

Los ingredientes básicos de este reconfortante plato de invierno son carne, cebolla y patatas. Este guiso se solía hacer con las sobras de la carne asada que se cenaba los domingos, pero también es fácil prepararla desde cero. Las recetas pueden variar, usando pollo, cordero o incluso corned beef (ternera en conserva de salmuera), y algunas versiones incluyen nabo y zanahoria cortados en dados. Es típico servirlo con galletas de avena y remolacha encurtida aparte.

Lorne sausage

A la lorne sausage también se la conoce como «salchicha en rebanadas» o «salchicha cuadrada». Las razones son obvias, ya que se trata de una salchicha de carne de cerdo o ternera con forma cuadrada y cortada en finas porciones. Se cocina a la parrilla o se fríe y se suele comer por la mañana como parte del desayuno escocés completo o con pan de hamburguesa.

Dulces y postres

Cranachan

Este sencillo postre escocés lleva frambuesas frescas, nata montada, miel y avena tostada. Para darle un toque más fuerte se puede añadir un chupito de whisky. Importantes chefs, como Delia Smith y Nigel Slater, han propuesto sus propias recetas de este plato tradicional, mientras que Jamie Oliver y Heston Blummental incluso han creado recetas de helado de cranachan.

Atholl Brose

En los últimos años el Atholl Brose se ha convertido en una vuelta de tuerca del popular postre cranachan. Aunque también se le puede considerar un cóctel tradicional escocés. La bebida, que se llama así por el primer conde de Atholl, tiene algunos ingredientes en común con el cranachan, por ejemplo, la miel, la nata, el whisky y la avena (que se sumerge en agua hirviendo y se deja reposar fuera del fuego).

Tablet

El tablet es un dulce tradicional escocés hecho con leche condensada, azúcar y mantequilla. Se parece al dulce de leche pero tiene una textura más dura y granulada. Se suele aromatizar con vainilla y en ocasiones contiene trozos de frutos secos.

Shortbread

El shortbread escocés es una deliciosa galleta con proporción generosa de mantequilla que le confiere una textura crujiente que se deshace en la boca. Suelen tener una forma redonda y plana y su superficie se pincha con un tenedor y se espolvorea con azúcar glas.

Clootie dumpling

Un clootie dumpling es un pudin de fruta hecho con harina, pan rallado, fruta desecada (pasas sultanas y de Corinto), sebo, azúcar, especias, un poco de leche y a veces sirope dorado para ligarlo. Este postre clásico escocés se suele servir bañado en una salsa hecha con nata y un chupito de whisky.

Comida rápida

Scotch pie

Se trata de un pastel salado relleno de carne picada y con masa cerrada. Este pastel tradicional escocés tiene una masa dura y resistente que permite comerlo de pie. Gracias a esto se ha hecho muy popular en los restaurantes de comida para llevar, en las pastelerías y en eventos al aire libre, como partidos de fútbol. El tipo, la cantidad y la calidad de los ingredientes que usa cada productor son un secreto muy bien guardado. Esto le da a cada scotch pie un carácter distintivo e individual que lo diferencia de un pastel hecho por otro fabricante.

Bridie

Los bridies o Forfar bridies son un tipo de pastel de carne originarios de la ciudad de Forfar. El relleno consiste en ternera picada, cebolla y diversos condimentos. Los cocineros de Forfar suelen usar masa quebrada, aunque hay quien usa hojaldre.

Fish and chips

Los fish and chips son uno de los platos para llevar más populares del país. El plato consiste en bacalao o eglefino rebozado, frito y servido con patatas fritas. En todas las ciudades encontrarás establecimientos que lo vendan, conocidos como chip shops o chippies. Los mejores suelen estar en pueblos pesqueros, cerca de los barcos de pescadores amarrados al puerto. Se preparan delante de ti, así que están recién hechos y calientes. Es un plato para llevar delicioso e incomparable.

Compartir