El clima en Escocia

Búsqueda rápida

Búsqueda de destinos

Busca Alojamiento

Habitación
Al reservar alojamiento con cocina incluida por favor selecciona 1 habitación/propiedad para número total de adultos y niños.

Busca Eventos

Fecha de inicio
Fecha de fin

Busca Cosas para hacer

Busca Gastronomía

Journey Planner
  • Un paseo cubierto de hojas entre árboles otoñales
    Otoño en Perthshire
  • Paisaje montañoso cubierto de nieve
    Invierno en las Highlands
  • Unos impresionantes haces de luz se cuelan entre las nubes oscuras e iluminan el lago
    Impresionantes haces de luz en las Highlands
  • Un arco iris en un paisaje verde y montañoso
    Un arco iris en las Highlands
  • Playa de arenas blancas en una bahía desierta que dibuja una curva
    Verano en las islas

Al contrario de la forma en la que se presenta algunas veces, el clima de Escocia es realmente moderado (aunque inestable) y rara vez extremo en cuanto a las temperaturas.

Variaciones regionales

Para ser un país relativamente pequeño, una de las cosas más sorprendentes sobre el clima escocés es simplemente cuánto varía de una región a otra.

Por ejemplo, debido a las montañas y a los vientos dominantes del Atlántico, las Highlands orientales reciben más lluvia y viento que cualquier otra parte de Escocia, pero el clima ha esculpido algunos de los paisajes más espectaculares del país.
Por otro lado, la parte más al este del país desde Inverness, la “capital de las Highland”, pasando por la región de Aberdeen y bajando a Angus, Fife, Edimburgo y las Lothians, tiene unas precipitaciones anuales parecidas o incluso inferiores a las de Nueva York, Barcelona, Roma o incluso Rabat, en Marruecos.

La alta latitud de Escocia provoca que, aunque los días de invierno sean cortos, durante los meses de verano los días son muy largos, a menudo con un extenso ocaso. Por ejemplo, Edimburgo disfruta de dos horas y media aproximadamente más de luz diurna en medio del verano que Madrid y, en esta época del año, no se hace completamente de noche en la zona más al norte de Escocia.

La media de días en los que nieva en Escocia comprende entre 15 y 20, mientras que en las cimas y montañas de las Highlands esta media es de unos 100.

Temperatura

Enero y febrero son, por lo general, los meses más fríos en Escocia, con temperaturas máximas diurnas entre una media de 5° a 7 °C aproximadamente. Julio y agosto son normalmente los meses más cálidos en Escocia, con una temperatura media de 19 °C.

No hay mal que por bien no venga...

Ya lo dice el viejo dicho escocés, "El mal tiempo no existe, ¡sólo ropa inadecuada!". Por eso, aun cuando Escocia no ha sido bendecida con sol durante todo el año y temperaturas tropicales, eso no quiere decir que nuestro clima sea un impedimento para pasar unas vacaciones fantásticas, de hecho, es todo lo contrario.

Las cinco estaciones de esquí de Escocia son algunos de los centros europeos donde practicar snowboard y esquí te resultará más económico, mientras los vientos fuertes del Atlántico y el mar del Norte convierten a las Hébridas exteriores y Sutherland en un paraíso para los windsurfistas. En efecto, la isla de Tiree acoge cada agosto una de las competiciones de windsurf más importantes del mundo, la Tiree Wave Classic.

Mientras tanto, durante el verano, gracias a las horas de luz interminables puedes incluso jugar una partida de golf a medianoche en las Orcadas y Shetland.

Y, aunque llueva, Escocia presume de una gran variedad de galerías, museos y otras atracciones fantásticas que te mantendrán entretenido durante todo el año, con independencia del clima.

Compartir