Consejos de viaje durante el coronavirus (COVID-19). Consulta la información más reciente, además de los negocios abiertos y seguros durante el Covid.

El Blog

8 fascinantes historias detrás de los lugares históricos de Aberdeen

Las ciudades de Escocia son lugares históricos y mágicos con muchas historias que contar. No importa cuál de ellas decidas visitar, seguro que descubrirás un pasado verdaderamente fascinante.

Aberdeen es la ciudad costera de Escocia con una gran cantidad de vínculos interesantes con el mar. Sumérgete en sus cautivadoras historias detrás de algunos de los monumentos más famosos de la ciudad, y descubre lugares ocultos que quizás no sabías que existían.

1. The Gallows Hill

The Gallows Hill, (la colina de la horca), un lugar inquietante con un pasado turbulento está situado junto al cementerio de la Trinidad. Es probable que no hayas oído hablar de este lugar histórico, pero a lo largo de los siglos esta colina ha sido un popular lugar de ejecución para personas de diferentes orígenes. Habitualmente era el lugar donde se ejecutaba a los criminales condenados, el último ahorcamiento tuvo lugar aquí en 1776. Un hombre llamado Alexander Morrison fue ejecutado por matar a su mujer. A pesar del frío, las ejecuciones solían atraer a una gran multitud de espectadores. Tras el ahorcamiento del criminal, su cuerpo se dejaba en la horca como advertencia para disuadir a otras personas de seguir sus pasos

Unos cincuenta años más tarde se excavaron partes de la colina con el fin de construir un polvorín para el cuartel de milicia de King Street. Los soldados descubrieron algo espantoso: muchos huesos humanos, así como los restos de los condenados habían sido enterrados en la colina. Debido a sus pecados, nunca recibieron un entierro adecuado. La colina es sin duda un lugar con un pasado violento.

2. The Lost Street

Si alguna vez has paseado por la zona de Castlegate de Aberdeen, puede que hayas pasado por la desaparecida Huxter Row. Hay una línea de adoquines entre el Townhouse y el Athenaeum que son los restos de la acera que marca la entrada de Huxter Row, una calle ahora enterrada bajo esta antigua ciudad de granito.

El registro muestra que Huxter Row se remonta al año 1440 y albergaba tiendas que podían ser alquiladas por los comerciantes. Cuando se construyó la nueva calle principal en 1810, Huxter Row era un popular centro comercial con sastres, impresoras, tiendas, zapateros y varias tabernas. El hotel Old Lemon Tree era un lugar muy popular entre los clientes habituales. En 1816, se construyó un cuartel de la policía hasta que la calle fue demolida en 1867 para construir la nueva Townhouse.

La próxima vez que des un paseo por la ciudad, no te olvides de echar un vistazo a la “calle perdida”.

3. El Tolbooth Museum

Retrocede en el tiempo y visita una de las cárceles del siglo XVII mejor conservadas de Escocia. El Tolbooth Museum albergó en su día a los residentes que fueron prisioneros tras la batalla de Culloden en 1746 y, a día de hoy, sigue contando con celdas, puertas y ventanas originales, creando una atmósfera verdaderamente inquietante. El museo cuenta con datos fascinantes sobre Aberdeen y su turbulento pasado en forma de exposiciones. Descubre todo sobre los crímenes y castigos que tuvieron lugar en la ciudad hace años, así como los macabros métodos de tortura medievales, incluida la cuchilla de la guillotina de Aberdeen del siglo XVII.

4. La batería Torry

Hoy en día, la batería Torry es el lugar ideal para avistar la variada fauna escocesa, como delfines, marsopas, aves migratorias e incluso rorcuales. Pero ¿sabías que este puerto ha tenido una multitud de funciones a lo largo de los años?

Esta batería de artillería se construyó originalmente en 1860 para defender el puerto de la invasión de Napoleón III. Volvió a ocuparse durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial para proteger la ciudad. Entre los años 1945 y 1953, la batería sirvió de alojamiento de emergencia cuando había escasez de viviendas en la ciudad. En la actualidad, la batería cuenta con varios miradores desde donde puedes disfrutar de las vistas costeras y observar la fauna marina.

5. Footdee

Footdee, también conocido como “Fittie” es un antiguo pueblo de pescadores y un rincón único de esta animada ciudad. El pueblo data de mediados del siglo XIX, y la hilera de pintorescas casitas y los jardines en flor te harán sentir que has viajado en el tiempo. Fittie fue diseñado hace muchos años por el arquitecto John Smith, que también construyó el espectacular Castillo de Balmoral.

¿Sabías que los hermosos jardines fueron plantados de espaldas al mar para protegerlos de las duras tormentas?

6. El cementerio de la Trinidad

El Cementerio de la Trinidad de Aberdeen cuenta con cientos de tumbas, muchas de las cuales pertenecen a militares o veteranos de guerra. Hace no mucho se descubrió que en el cementerio se encuentra la tumba del timonel del Titanic, Robert Hichens, al que los investigadores culparon de haber gobernado incorrectamente, provocando que el barco chocara con un iceberg. Aunque Hichens sólo siguió órdenes del primer oficial, acabó siendo encarcelado por intento de asesinato tras sobrevivir el hundimiento del Titanic. Fue liberado en 1931 y trabajó en barcos de carga, pero su salud empezó a deteriorarse y en 1940 falleció en un barco a 3 kilómetros de Aberdeen. Durante décadas su familia creyó que había sido enterrado en el mar, pero en 2012, su bisnieta localizó su lugar de descanso final en el cementerio de la Trinidad.

7. El Museo Marítimo de Aberdeen 

Aberdeen tiene una larga y fascinante historia con el mar y puedes descubrir esta relación en el Museo Marítimo de Aberdeen. Con una colección única de pinturas marítimas, artefactos y otros objetos expuestos, puedes sumergirte en la historia naval, los veleros, la pesca y la historia portuaria, entre muchos otros. Con pantallas táctiles, bases de datos visuales y exposiciones prácticas, el museo es el lugar ideal para disfrutar de un día en familia y de su historia.

Antes de irte, ¿por qué no pasas por la cafetería para tomar un tentempié? También puedes visitar la tienda del museo y echar una ojeada a la amplia gama de recuerdos, regalos, artesanía, libros y música, todos ellos con temática náutica.

8. La iglesia de Crathie 

Si aún te apetece ver algo más, puedes visitar el pequeño pueblo de Crathie, a las afueras de Aberdeen, donde la iglesia de Crathie tiene una historia que contar. Cuando la Familia Real se alojaba en el cercano Castillo de Balmoral, solían asistir a los servicios religiosos en esta iglesia parroquial. Esta iglesia existe desde el siglo IX, pero la reina Victoria colocó aquí la primera piedra en 1893. La iglesia está repleta de historia real, desde las vidrieras y campanas hasta la mesa de comunión, todo ello donado por los miembros de la familia real. En 1992, la princesa Ana se casó aquí con Timothy Laurence, comandante de la Marina Real. Curiosamente, el sirviente de la reina Victoria en las Highlands, John Brown, interpretado por Billy Connolly en la película de 1997 “Mrs Brown”, está enterrado en el cementerio de la iglesia.

Esperamos que estos lugares históricos de Aberdeen hayan despertado tu interés. Estos son sólo algunos de los que puedes descubrir, pero hay muchos más que explorar en toda Escocia y en nuestras otras ciudades.

 

Comentarios