El Blog

Recorre Edimburgo con el lujo de James Bond el agente 007

Edinburgh skyline

Cuando el MI6 le pidió a VisitScotland que enviara a uno de sus mejores agentes a una escapada urbana en Escocia, nos encargaron escribir este artículo ultra secreto. El nombre del agente era Bond, James Bond, y no se debía escatimar en gastos. Les dijimos que teníamos algo especial preparado para 007: un fin de semana de lujo en Edimburgo con un toque especial. ¿Cómo podrían decir que no?

Creado por Ian Fleming, James Bond es el elegante espía de innumerables libros y películas desde SkyfallGoldfinger. Interpretado por actores como Daniel Craig y Roger Moore, Bond ha viajado por todo el mundo, pero sus lazos con Escocia son innegables. En las novelas, un joven James Bond es educado en Edimburgo, mientras que su padre nació en Glencoe, y, por supuesto, no hay nada más escocés que Sean Connery, el icónico actor de Bond y estrella de Hollywood.

Entonces, ¿cómo pasó 007 su largo fin de semana en Edimburgo con nosotros? Sigue leyendo para obtener toda la información. Este mensaje se autodestruirá en 5, 4, 3, 2, 1…

Día 1: Londres a Edimburgo

The Caledonian Sleeper

Londres, 22:00 horas

Después de una reunión nocturna con sus superiores en la sede del MI6 en Londres, le indican a Bond que debe tomarse unas vacaciones. Sin condiciones, sin peros: está demasiado absorto en su trabajo. Q le ha reservado un billete en el Caledonian Sleeper de Londres Euston. Se despide de Moneypenny con una de sus bromas habituales y parte hacia Escocia.

El Caledonian Sleeper

Bond se acomoda en primera clase en este famoso servicio de tren nocturno, donde disfruta de una habitación privada con aire acondicionado. El acceso prioritario al vagón salón y el conocimiento de un desayuno de cortesía por la mañana hacen que el viaje sea aún más relajado. Incluso hay tiempo para un vodka martini antes de acostarse, batido, no revuelto.

Llegada a Edimburgo

A la mañana siguiente, Bond se despierta sintiéndose renovado después de una buena noche de sueño, todo mientras viaja al norte hacia su destino. Después de un café rápido cerca de la estación en el Fruitmarket Gallery, camina hacia Princes Street Gardens y admira las vistas de la ciudad. Justo cuando llega al impresionante Scott Monument, recibe un mensaje de texto de Q: “Confío en que hayas dormido bien 007, tu estadía de lujo en Edimburgo comienza con un viaje al spa, en el cosmopolita West End de Edimburgo”.

One Spa, Festival Square

Qué mejor manera de relajarse que en la mejor experiencia de spa termal de Edimburgo, One Spa, parte de la cadena Sheraton Grand Hotel & Spa. Inmediatamente, Bond se sintió a gusto en el envolvente vapor del hammam y la gruta de aromas, antes de darse un chapuzón en la piscina de hidromasaje de la azotea. De hecho, incluso se dio el gusto de hacerse una pedicura en el salón del lugar, un lujo raro para alguien que siempre está de pie. Pasó la mayor parte del día relajándose, disfrutando de una copa de champán ocasional, naturalmente. ¿Dónde seguir luego de aquí?

Waldorf Astoria Edimburgo, The Caledonian

Edinburgh Castle at night

Bond casi había olvidado su serie de misiones largas y peligrosas después de un día en el spa. Ahora se dirigía a un hotel de lujo para pasar la noche, The Caledonian. Ubicada en el West End de Princes Street, la lujosa suite de Bond tenía increíbles vistas del Castillo de Edimburgo. Se sentía tan en casa que casi no salió a cenar a uno de los restaurantes estrella Michelin de Edimburgo. Viajando de regreso en taxi al hotel esa noche, quedó impresionado por las hermosas luces de la ciudad y las sombras y siluetas de los edificios antiguos. Esta era la historia cobrando vida.

Día 2: una visita real y una experiencia de whisky

The Palace of Holyrood House

El palacio de la casa de Holyrood

Bond, madrugador, caminaba por las sinuosas calles empedradas del casco antiguo de Edimburgo a la hora del desayuno. Había llegado un mensaje de texto de Q: “Bond, ¿por qué no visitar la residencia oficial de Su Majestad la Reina en Escocia? Por favor, compórtese adecuadamente”. No había tiempo para distracciones mientras 007 caminaba por el espectacular Royal Mile hacia El Palacio de la casa de Holyrood. Una vez dentro, se unió a un recorrido privado por el palacio, maravillándose con las muchas obras maestras que se exhiben y la rica historia del edificio.

Oportunidades fotográficas

El impactante entorno del palacio al lado del Arthur’s Seat y del Parlamento de Escocia también llamó su atención. Afortunadamente, Q había integrado una cámara secreta en sus gafas de sol, por lo que tomó algunas buenas fotografías para Moneypenny. Hablando de artefactos, también tenía en mente comprar regalos, así como algo para él, un pequeño recuerdo para recordar su viaje a Edimburgo. Dio un paseo tranquilo hacia Princes Street en el centro de la ciudad, que divide las Ciudades Vieja y Nueva, con la esperanza de que la cámara secreta tuviera suficiente espacio para todas estas increíbles imágenes.

Compras en el barrio de St James

La zona comercial y de ocio más nueva de Edimburgo, St James Quarter, es acertadamente llamado así por este agente secreto. No se le escapó la coincidencia mientras hojeaba la envidiable lista de marcas locales e internacionales, se detenía para comer algo y disfrutaba del ambiente. Estaba buscando un reloj y un traje nuevo y pronto encontró lo que buscaba. Además de algo de buen gusto para Moneypenny que había enviado de vuelta a Londres.

Johnnie Walker Princes Street

johnnie walker princes street

Más tarde esa noche, con los zapatos lustrados y vestido con su elegante traje nuevo, 007 se dejó atraer por el edificio de Johnnie Walker en Princes Street. Le encantó el recorrido inmersivo y se quedó para disfrutar de cócteles y cocina exclusivos en el lujoso bar de la azotea. No podía creer las vistas del castillo desde allí arriba, y cortésmente le pidió al personal que le tomara una foto frente a ese impresionante telón de fondo. Antes de volver a su suite, decidió dar un último paseo al atardecer por la ciudad.

Nightcap at The Devil’s Advocate

Bond no pudo resistir el atractivo del casco antiguo de Edimburgo por la noche. Un cóctel de whisky en uno de los bares de whisky de Edimburgo tenía su nombre grabado. Se decidió por Devil’s Advocate, una joya escondida en uno de los famosos callejones estrechos de Edimburgo. El ambiente acogedor y la tremenda lista de bebidas fueron suficientes para desarmar incluso a este cliente experimentado. Antes de que fuera demasiado tarde, revisó su teléfono. Un texto de Q: “Regresa a tu hotel 007, tenemos un taxi reservado para llevarte a East Lothian por la mañana. Tienes un gran día por delante”.

Día 3: A lo largo de la costa hasta East Lothian

golfer

El estilo perfecto

Tardó menos de una hora en llegar a Gullane en East Lothian, el corazón de la costa de golf de Escocia. El taxista tomó la carretera de la costa y Bond admiró el atractivo paisaje desde el asiento del pasajero. Q le había dicho que se vistiera para jugar al golf así que al menos sabía lo que le tenían preparado. Había jugado con supervillanos en el pasado, y venció, por lo que no estaba preocupado por su forma. Un juego de palos de golf lo estaría esperando en la casa club.

Archerfield House

Los escénicos terrenos alrededor de Archerfield House inspiraron a Bond para una partida de golf. Con dos campos de golf para elegir y un spa, deseaba quedarse más tiempo. Ya estaba planeando su próxima escapada de golf, incluso cuando realizó algunos tiros por encima del par ese día. Nada despierta un apetito tan saludable como una ronda matutina de golf, y en poco tiempo llegó a su próxima parada a unas pocas millas de distancia, la bonita ciudad de North Berwick.

Almuerzo junto al mar

North Berwick coastline

North Berwick era justo el tipo de lugar en el que Bond podría imaginar establecerse después de que terminara su servicio. Una ciudad portuaria con vistas espectaculares y excelentes lugares para comer. Se decidió por la langosta en la playa en uno de los restaurantes de comida de mar populares de Escocia. Mientras saboreaba este manjar local y miraba hacia el mar pensando en la aventura, Q se puso en contacto nuevamente. “Bond, tenemos una última actividad para ti. Prepárate para surcar los cielos”.

Ultraligeros del este de Escocia

Bond miró en el bolsillo de su chaqueta y se dio cuenta de que Q había introducido un cupón para un vuelo en ultraligero de 90 minutos esa tarde, en el cercano aeródromo de East Fortune. 007 sabía, por supuesto, que un ultraligero es un avión liviano capaz de transportar no más de dos personas. Hizo el corto viaje a East Fortune y se reunió con los instructores, antes de emprender un emocionante vuelo sobre playas y hermosos paisajes. El personal del club más antiguo de su tipo en Escocia, East of Scotland Microlights (Ultraligeros del este de Escocia), le garantizó una tarde memorable en el aire. Un final apropiado para unas fantásticas vacaciones en Escocia.

Regreso a Londres

Mientras el tren-cama se dirigía de regreso a Londres esa noche, Bond reflexionó que el MI6 debería enviarlo a unas vacaciones de lujo con más frecuencia. Se lo había pasado genial e incluso se las había arreglado para no meterse en problemas. El espionaje internacional no es para todos, pero una escapada urbana de lujo en Edimburgo ciertamente lo es. Regresaría para otra entrega tan pronto como el tiempo lo permitiera.

El nombre es Escocia, VisitScotland. Esperamos que hayas disfrutado de este blog especial para el Año de las Historias de Escocia. Busca más personajes famosos que viajen a Escocia este año.

Comentarios