El Blog

20 imágenes que demuestran que Escocia es el país más bello del mundo.

Con nuestras playas vírgenes, profundos lagos y románticos castillos, no debe resultar extraño que hayamos sido votados el país más bello del mundo por los lectores de las populares guías de viajes Rough Guides (2014). Desde nuestros místicos y amplios paisajes hasta nuestros fascinantes lugares para visitar, Escocia es verdaderamente impresionante.

Escocia, eres increíble… e increíblemente fotogénica. ¿No está convencido? Aquí tiene la prueba: 20 de las mejores imágenes que hemos captado en los últimos 12 meses. Ha sido una elección difícil, pero estas son nuestras ganadoras.

1. Castillo de Kilchurn, Argyll

Una buena imagen por la que empezar: si tuviese que concebir una imagen ideal de Escocia, sería sin duda esta. Hay pocos castillos más pintorescos en Escocia que el castillo de Kilchurn. Estas excepcionales y fascinantes ruinas se alzan en las orillas de Loch Awe y están delicadamente bordeadas por densos bosques de coníferas y bellas arboledas de roble.

2. Bow Fiddle Rock, Moray

Uno de los principales destinos para los aficionados a practicar kayak, Bow Fiddle Rock en Portnockie presenta un bellísimo aspecto cuando el sol proyecta los últimos rayos del día sobre el perfil de la costa. Esta roca de impactante silueta es realmente parte de las inmensas formaciones de cuarcita de Cullen. Haga senderismo por los caminos de la zona para encontrar su rincón secreto de paraíso.

3. Playa de Luskentyre Sands, isla de Harris

Escocia podría presentar varios candidatos al premio a la mejor playa del mundo, pero Luskentyre Sands, en las Hébridas Exteriores, es sin duda una de las mejores. La arena es de un maravilloso blanco inmaculado y el mar tiene una tonalidad bellísima que hace que frecuentemente se compare a este lugar con una playa caribeña.

4. Menhires de Calanais, isla de Lewis

No hay palabras que puedan expresar la mística impresión de la esencia escocesa que percibirá cuando se encuentre frente a los Menhires de Calanais, en las Hébridas Exteriores. Este conjunto de menhires, famoso en todo el mundo, representa uno de los más completos complejos de menhires de Europa. El momento más atmosférico para contemplarlos es, sin duda alguna, de madrugada o poco después, o al atardecer.

5. El pueblo de Crovie, Aberdeenshire

El diminuto pueblo pesquero de Crovie, cobijado entre un acantilado y el mar, es un lugar excepcional para escapar de todo el estrés de la vida moderna. No encontrará tiendas, ni cobertura para el teléfono e, increíblemente, tampoco calles. Disfrute de las vistas desde el mirador de Crovie, en los acantilados que se alzan tras el pueblo.

6. El monumento de Glenfinnan

El emblemático monumento de Glenfinnan, con la solitaria figura del Highlander ataviado con su <i>kilt</i>, es un impactante tributo a todos aquellos que lucharon en los Levantamientos Jacobitas El monumento se erige en medio de los magníficos paisajes de las Highlands, a la cabeza del lago Shiel, frente al mundialmente famoso viaducto de Glenfinnan. Es un lugar de visita obligada para cualquier aficionado a la fotografía o adicto a Instagram.

7. Castillo Corgarff, Aberdeenshire

© Damian Shields

Ubicado en un espléndido y recóndito rincón en el límite del majestuoso Parque Nacional de Cairngorms, el Castillo de Corgarff es quizás el castillo más inusual de la Ruta de los castillos de Escocia. Visite las habitaciones de los cuarteles y reviva cómo debía ser la vida de cuartel en el castillo en 1750, cuando los «chaquetas rojas», los soldados del gobierno, se encontraban acuartelados aquí. Una visita obligada para todos los fans de Outlander.

8. La carretera a Applecross, Ross-shire

La ruta de Bealach Na Ba es uno de los recorridos por carretera más famosos de Escocia. Conocida como la carretera a Applecross, la ruta ofrece bellísimas vistas del oeste de la región de Ross, de la isla de Skye y de las Hébridas Exteriores. Esta carretera de un solo carril, con sus cerradas curvas, no es para los temerosos, pero las vistas desde la cima son espectaculares.

9. Lochau Uaine, Parque Nacional Cairngorms

© Damian Shields

Según la leyenda, el misterioso Green Loch (Lago verde) en el Parque Forestal de Glenmore, tiene este color porque las hadas del lugar solían lavar sus vestidos en el lago, aunque algunos piensan que quizás la razón sea más bien los árboles que yacen en el fondo de sus aguas. En cualquier caso, pensamos que este lago, situado en el corazón del Parque Nacional de Cairngorms tiene algo verdaderamente mágico.

10. Loch Linnhe, Fort William

Los paisajes de Escocia están salpicados de colinas y <i>Munros</i> (montes de más de 914 metros de altura) envueltos en neblina, entre ellos el imponente Ben Nevis, el pico más alto de Gran Bretaña. Esta sombría y atmosférica imagen revela el tamaño y la escala de la «montaña con la cabeza en las nubes», con las casas visibles en la distancia. Impresionante, ¿cierto? El barco de pesca abandonado se encuentra en las orillas del estuario de Loch Linnhe, en Corpach, cerca de Fort William.

11. Páramo de Rannoch, Perthshire

A menudo citado como uno de los últimos lugares vírgenes de Europa, el cenagoso páramo de Rannoch Moor es un lugar ideal para admirar los encendidos colores de los atardeceres escoceses. ¿Qué es lo más impactante de este páramo? Probablemente su remota situación. Piense en tierras deshabitadas cubiertas por turberas, colinas tapizadas de brezo y lagos escondidos. Y además, tan bello.

12. El Monumento Nacional a William Wallace, Stirling

Las montañas coronadas de nieve forman un deslumbrante telón de fondo para el famoso Monumento Nacional a William Wallace, en Stirling, donde sentirá que ha entrado en un cuento de hadas. Conozca la historia del patriota y mártir escocés, Sir William Wallace. En este lugar de referencia nacional podrá palpar y sentir cientos de años de historia.

13. Cascada de Bracklinn, cerca de Callander

La fascinante cascada de Bracklinn en el río Keltie, cerca de Callander, ha hechizado a generaciones de visitantes, entre ellos, la reina Victoria. Situada en un bello desfiladero boscoso, es posible admirar la caída de las aguas desde el mirador suspendido justo encima de la cascada.

14. Castillo de Kinnaird Head, Aberdeenshire

© Damian Shields

Puede que no tengamos el monopolio en castillos, pero algunos de los que se encuentran en Escocia deben sin duda clasificarse entre las estructuras más inusuales del mundo, como Kinnaird Head, un ejemplo fascinante de un castillo reconvertido en faro. Es parte del Museo de Faros Escoceses. Venga a conocer los aposentos del farero, bellamente conservados en su interior.

15. Kenmore, Perthshire

La bella población de Kenmore, junto a Loch Tay, está ubicada en un área de bosque que adquiere tonalidades doradas en otoño, una época perfecta para fotografiarla. Es parte de la Ruta turística de Perthshire, un recorrido por carretera corto pero espectacular que brinda a quien lo recorre una sucesión ininterrumpida de paisajes a una escala épica. Querrá parar y contemplarlos de cerca.

16. Casita «Red roof cottage», Ross-shire

Simplemente magnífico ¿verdad? Pase un día recorriendo las colinas y montañas de Ardnamurchan, Sunart, Morvern o Knoydart en el área de Lochaber, en las Highlands, o más al norte en las Highlands septentrionales, y desconecte del mundo moderno. La sensación de libertad y soledad (en un sentido positivo) que experimentará será indescriptible.

17. Isla de Inchcailloch, Loch Lomond

Inchailloch es un lugar mágico, sea cual sea la estación. En primavera la isla se cubre de una alfombra azul de campanillas, mientras que en otoño las hojas cambian de color y entre los árboles es posible escuchar los guturales sonidos de la berrea. Parte de la Reserva Nacional de la Naturaleza de Loch Lomond, la abundancia de su fauna y su flora hace que este sea un lugar maravilloso para visitar.

18. Loch Lomond

¿Puede haber algo mejor que disfrutar de las maravillas del Loch Lomond? No es raro experimentar aquí un sentimiento de paz y tranquilidad mientras se observa la fauna silvestre y se exploran sus bellos paisajes. Relájese en medio de la belleza natural de los lagos y respire el aire fresco de las colinas. Un par de horas subiendo sus laderas recompensan a los montañeros con una inigualable sensación de logro y con vistas espectaculares desde cada una de sus cimas.

19. Farallón de Yesnaby Castle, Orcadas

Nada más llegar, es imposible no admirar la belleza del océano que rodea el farallón de Yesnaby Castle y el respeto que inspira. Situada en el mar del litoral oeste de Escocia, la impresionante formación rocosa de las Orcadas es un lugar perfecto para ver diferentes aves marinas, como el ostrero. Y es muy probable que pueda disfrutar de hacerlo en solitario. Perfecto para aspirantes a Robinson Crusoe.

20. Edimburgo

¿Es un cliché? Quizás, pero hay que admitir que la capital tiene bastante encanto. Edimburgo es un sueño hecho realidad para cualquier fotógrafo. Tanto si se trata de captar la emoción de los festivales de verano como de encontrar esa posición estratégica perfecta para contemplar el atardecer o el bello paisaje nocturno de la ciudad, es difícil negar que la capital de Escocia es una de las ciudades más bellas del mundo.

Rough Guides también ha declarado que Skye encabeza la lista de los 10 lugares más bellos de Escocia, de acuerdo a la votación de sus lectores . Pero según usted ¿qué hace de Escocia una tierra bella? Comparta sus favoritos en nuestra conversación de la Comunidad iKnow .

No dude en intentar mejorar nuestras imágenes (si puede) usando #scotspirit or #lovescotland. O simplemente decídase a reservar unas vacaciones en Escocia.

 

Comments

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra nueva declaración de privacidad y cookies.