El Blog

12 lugares desconocidos en la Isla de Skye

La montaña Glamaig vista desde la destilería en la isla de Raasay © Isle of Raasay Distillery

La isla de kye es conocida internacionalmente por sus dramáticos paisaje, sus montañas azotadas por el viento y sus salvajes paisajes marinos. Esta sutil mezcla de relieves accidentados y leyendas la convierte en una zona con gran encanto.

Sin embargo, el encanto de Skye es más que sus montañas, y te mostraremos algunos de los secretos que se encuentran en la mayor isla de las Hébridas Interiores.

1. Revive un drama histórico en la iglesia de Trumpan

Un verdadero santuario en el fin del mundo, la iglesia de Trumpan cuenta la trágica historia de un próspero pueblo medieval. Ahora en ruinas, la iglesia ha experimentado no una, sino tres masacres durante su historia. A pesar de su turbulento pasado, este rincón de la isla ofrece cierta paz y tranquilidad, así como unas vistas impresionantes de The Minch, el estrecho que separa tierra firme del archipiélago de las Hébridas Exteriores. De camino a la iglesia, mantén los ojos bien abiertos para ver las vacas de las tierras altas.

Retrocede en el tiempo en Trumpan.

2. Pasea por el espectacular Waternish Point

View this post on Instagram

#lighthouse

A post shared by Mai Tran (@tran_tan_tan) on

Desde la iglesia de Trumpan, una ruta circular de 14 kilómetros te llevará al faro de Waternish Point. La caminata lleva entre 3 y 4 horas. Disfruta de unas vistas impresionantes de las Hébridas Exteriores y de los antiguos broches (torres construidas en piedra), ruinas y vida salvaje que pasarás en tu camino. ¡Todo esfuerzo tiene su recompensa! Al final de este estimulante recorrido, haz una parada en uno de los dos fabulosos restaurantes de la península: el Stein Inn (el albergue más antiguo de la isla) o el Restaurante Loch Bay, que cuenta con una estrella Michelin.

Haz clic aquí para más obtener más información sobre el recorrido a pie

3. Disfruta de las mejores vistas de Skye desde la Isla de Raasay

Sal de la isla de Skye para visitar Raasay, recientemente nombrada una de las “Mejores islas para visitar en 2020” por la revista de viajes Condé Nast Traveller. El cruce de ferry desde Sconser lleva sólo 25 minutos. Una vez que llegues a Clachan, visita Raasay House, una hermosa mansión de estilo jacobino, y toma un té antes de probar una de las muchas actividades al aire libre que ofrece, incluyendo kayak de mar, navegación y coasteering.

Más al norte de la isla, en Brochel, hay una carretera de un solo carril de poco más de 3 kilómetros. Hasta ahora, nada impresionante. Lo que lo hace tan especial es que fue construido por un hombre, Malcolm (Calum en gaélico escocés) Macleod, en los años 60 y 70. Por eso se llama el camino de Calum.

También puedes subir a la colina más alta en Raasay, Dun Caan para disfrutar de las increíbles vistas de las montañas y el mar que la rodea, además de visitar las pintorescas ruinas del Castillo de Brochel y ver la última atracción en la isla, la Destilería de la Isla de Raasay .

Descubre la Isla de Raasay.

4. Descubre épicos paisajes montañosos en la isla de Rum

Es difícil apartar la mirada de las espléndidas vistas de las montañas de Cuillin desde Elgol, pero confía en nosotros, ¡Realmente merece la pena desviarse para ver la isla de Rum! Situada en el suroeste de la isla de Skye, Rum ofrece vistas inigualables de las montañas Cuillin, que no tienen nada que envidiar a las altas cumbres de Skye. Isla de naturaleza e historia, Rum es un paraíso para los excursionistas: visita el famoso castillo de Kinloch, la bahía de Harris y el impresionante mausoleo de Bullough en el suroeste de la isla.

Si buscas disfrutar de la vida silvestre, ten por seguro que verás a las vacas de las Tierras Altas deambulando por la bahía. Al norte de Rum se encuentra la bahía de Kilmory, famosa por sus poblaciones de ciervos rojos salvajes. Se puede llegar a la isla de Rum desde el pueblo de Elgol, al suroeste de Skye. Existen varias compañías que operan el servicio de transporte entre las islas, incluyendo Misty Isle y Bella Jane durante la temporada de verano.

Descubre la Isle de Rum.

5. Admira las puestas de sol desde la Bahía de Talisker

Con acantilados, una hermosa cascada al norte y pilares de erosión marina al sur, esta playa es el lugar perfecto para ver la puesta de sol o fotografiar los contrastes de color en la arena y la piedra alrededor de la bahía. Un vaso de whisky de la cercana Destilería de Talisker podría ser una buena forma de acompañar la velada. Por la noche, aprovecha para disfrutar del ambiente de un pub en el Old Inn de Carbost, donde también se celebran veladas de música tradicional dirigidas por Peter Morrison, miembro de la banda celta Peatbog Faeries.

Descubre la Bahía de Talisker.

6. Descubre la historia de un clan en el Castillo de Armadale y sus jardines

View this post on Instagram

Lite slott är obligatoriskt.

A post shared by Sara Skyttedal (@skyttedal) on

Para los amantes de la cultura, la naturaleza y el whisky, nada mejor que unos días en el sur de la isla de Skye para relajarse. Si llegas a la isla en ferry desde Mallaig, aprovecha la oportunidad para explorar esta parte de la isla antes de dirigirte al norte. La península en el extremo sur de Skye se llama Sleat (pronunciado como “slate” y no “sleet”), que proviene del gaélico escocés slèite, que a su vez proviene del antiguo nórdico sléttr y significa “plano” o “liso”.

El romántico castillo de Armadale, que una vez fue la sede del clan Donald, fue testigo de numerosas historias a través de los siglos. El clan Donald es uno de los más grandes de Escocia y gobernó las Islas Occidentales durante varios cientos de años. El apellido Macdonald sigue siendo muy común en el país, e incluso en los países de habla inglesa de todo el mundo. El Castillo de Armadale sobrevivió a los tiempos turbulentos de las revueltas jacobitas y alberga una colección de gaitas, espadas y un arma de fuego del siglo XVII utilizada durante la Batalla de Culloden. La biblioteca del castillo contiene los archivos y registros genealógicos del clan, que pueden ser de interés si crees que puedes tener conexiones distantes con el mismo. No te olvides de dar un paseo por los jardines del castillo con sus altos árboles y sus coloridas flores silvestres.

Visita el  Castillo de Armadale.

7. Rema a lo largo de la costa

¡Una de las mejores maneras de admirar los paisajes de Skye es hacer kayak en el mar! Celebra el Año de las Costas y de las Aguas 2020 remando a lo largo de la costa oeste de la isla desde Elgol hasta el Lago Coruisk al pie de las Montañas Cuillin. Otra opción sería remar a lo largo de la costa de la Península de Sleat. Observa los accidentes geográficos de Skye desde una perspectiva diferente, rema por los recovecos y grietas, ve la vida marina de cerca y haz una parada para tomar un picnic en la playa. Prueba las excursiones de un día, las clases de kayak de mar (o incluso sesiones privadas) del South Skye Sea Kayak o del Whitewave Outdoor Centre. ¡Sal a disfrutar de las aventuras que te ofrece la costa!

Prueba una de las muchas actividades al aire libre en Skye

8. Toma clases de gaélico en Sabhal Mòr Ostaig

El gaélico es una lengua todavía muy viva en Skye. Puede que hayas oído a alguien decir tapadh leibh (“gracias” en gaélico escocés) cuando compras algo en una tienda o un pub de la isla. Sumérgete en la cultura de las Tierras Altas con una breve clase de gaélico, un taller de música tradicional o un ceilidh en la famosa Sala Talla Mhòr. Esta famosa escuela acoge a estudiantes y turistas de todo el mundo y ofrece una amplia gama de cursos creativos de lengua gaélica, música, fotografía y otros temas arraigados en esta acogedora comunidad gaélica.

Aprende gaélico en Skye

9. Pasa la noche en Sleat

Date el gusto de quedarte en el Kinloch Lodge, donde podrás relajarte durante unos días. Disfruta de un afternoon tea o un menú degustación por la noche en el restaurante. Pasea por los senderos del bosque de Kinloch en una corta ruta de 6.5 kilómetros y detente para disfrutar de las vistas de “tierra firme” a través del Estrecho de Sleat. Kinloch Lodge también ofrece clases de cocina y recolección con un guía experto.

Alternativamente, continúa durante unos klómetros hacia el sur y reserva una de las suites de lujo del hotel Eilean Armain, el lugar perfecto para disfrutar de un cóctel junto a la chimenea de leña.

Otro consejo: no te pierdas la visita a la Destilería de Torabhaig donde podrás disfrutar de una deliciosa degustación de whisky escocés de malta único.

Reserva tu estancia en el  Kinloch Lodge o en el hotel Eilean Armain.

10. Retrocede al pasado en el Museum of Island Life

Museum of Island Life, Skye

Este museo agrícola está situado en la cima de una colina en el extremo norte de la Península de Trotternish, una zona reconocible por el abrupto relieve de los Quiraing y el Old Man of Storr. Tómate tu tiempo para visitar este museo y conocer la vida en las granjas de la Isla de Skye. Te sentirás transportado en el tiempo, al corazón de un viejo pueblo de las Tierras Altas, con siete cabañas de paja llenas de herramientas y artefactos de hace casi un siglo. También encontrarás un cementerio donde descansan dos personalidades: Flora Macdonald, la mujer que ayudó a escapar al Príncipe Charlie después de la Batalla de Culloden, y Alexander McQueen, el diseñador de moda que recurrió en gran medida a la herencia de la isla en el diseño de muchas de sus colecciones.

Visita el Museum of Island Life.

11. Admira la escena artística local

Disfruta de los paisajes marinos, las pinturas acrílicas y las representaciones de los paisajes de las Hébridas Exteriores en la Skye Blue Gallery, una hermosa galería que también sirve como café. Disfruta de las exposiciones de la fotógrafa de Skye, Lynne Douglas, o simplemente tómate una taza de té con un pastel. Llévate un hermoso recuerdo de la boutique Òr en Portree. Navega por sus colecciones de joyas, accesorios, recuerdos, tarjetas, estampados, textiles, productos de cuidado y otros productos locales.

Sigue el  Skye Art Trail para descubrir otros artistas locales con mucho talento y ¿tal vez compra una de sus obras como recuerdo de tu aventura en Skye?

12. Explora la isla sobre dos ruedas

Ya sea si buscas rutas cortas de ciclismo o intentes emular al gran Danny MacAskill, el ciclismo es una gran manera de explorar la isla. Visita el Skye Bike Shack en Skeabost (al noroeste de Portree) o South Skye Cycles (en Teangue) para alquilar bicicletas de carretera o bicicletas de montaña. También puedes obtener consejos de expertos en rutas de ciclismo para todos los niveles. Estos establecimientos también ofrecen servicios de reparación para todo tipo de bicicletas.

Descubre cómo ser un turista responsable o cómo escapar de las multitudes con estas 8 ideas de escapadas tranquilas.

Sigue nuestra ruta de transporte público en Fort William y la isla de Skye

 

Comments

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra declaración de privacidad y cookies.