Dumfries le llama para que la recorra. Salpicada de evocadores rincones y callejuelas, nunca sabrá lo que va a sorprenderle en esta ciudad.

Puede que sea un jardín escondido, un centro de artes visuales y artesanías, un sensacional campo de golf en un parque, una tienda de dulces, un bullicioso mercado de productos locales, una mansión estilo Palladio, museos que albergan tesoros ocultos de la historia local, preciosos puentes de piedra arenisca de tonalidades rosáceas o un fuerte medieval. ¿Hace falta que sigamos? Sea cual sea el lugar a donde vaya,  sin duda le robará el corazón. Cerca encontrará colinas, ríos y parques forestales que son el lugar ideal para explorar a pie, en bicicleta o en barco.