La mágica isla de Skye, famosa por su sobrecogedor paisaje, está sumergida en la historia, con los castillos de los clanes, curiosas cuevas, místicas piscinas de hadas y la magnífica sierra de los Cuillin. A menudo nos preguntamos: ¿qué más se puede pedir?

Sea lo que sea lo que decida explorar, puede estar seguro de que nada supera lo que Skye puede ofrecerle. Elija un hotel para dormir cómodamente en la segunda isla más grande de Escocia y despiértese descansado y preparado para su próximo día de aventuras en esta escarpada isla.

Puede quedarse en:

  • Hoteles con fama de servicio sin igual, con vistas al resto de las magníficas Hébridas exteriores.
  • Hoteles pequeños que admiten mascotas, cerca de los impresionantes accidentes geográficos del Quiraing o de la cadena montañosa de los Cuillian.
  • Hoteles boutique y hoteles en casas de campo, con amenidades como WiFi, aparcamiento y prestigiosos restaurantes.
  • Mágicos hoteles junto a la orilla del agua y la cuna original de Drambuie.

Todos los hoteles de Skye están cerca de las principales atracciones de la isla y de las actividades y los lugares que ver, como la destilería Talisker, rutas de senderismo, evocadores pubs. Está bien comunicada por enlaces de transporte tanto con el territorio principal como con otras islas cercanas: ¡no hay excusa para no visitar Skye!