Aunque es sensacional paladear una refrescante cerveza rodeado de buena compañía, en alguna terraza o jardín de la ciudad y bajo el sol cálido de un día de verano, los meses fuera de temporada son también fabulosos para visitar Escocia, ¡y no solo porque es una opción menos gravosa para el bolsillo!

Es cierto que las temperaturas pueden ser un poco más bajas pero la temporada de septiembre a mayo ofrece la oportunidad de ver un lado diferente de Escocia

Lea nuestra lista para descubrir 15 increíbles razones que hacen que esto sea así.