Llega la primavera y la naturaleza  cobra vida de nuevo. Los días más largos ofrecen horas y horas de entretenimiento.  ¿Le apetece  deambular por el bosque, practicar surf de remo o completar unos hoyos de golf?

Esta  época del año permite incluso sacar por última vez los esquís en Glencoe, si la nieve aún no se ha derretido, y al día siguiente dejarse embriagar con la fragancia de las flores  de primavera que acaban de brotar en el Jardín Botánico de Benmore.  Puede usted jugar una ronda en uno de nuestros 566 campos de golf, o  remontar una ola en una de nuestras miles de playas. La Semana Santa en Escocia es una  época llena de vigor y energía  con emocionantes experiencias al alcance de  todos sus visitantes.