En Escocia hay más de 550 campos de golf entre los que elegir, más campos de golf por habitante que en cualquier otro lugar del mundo. La variedad y la cantidad de campos de golf en Escocia significa que cualquiera que sea su nivel y el tipo de campo que prefiera, nunca estará lejos de calles y greens adecuados a sus gustos.

Si desea disfrutar de algunos de los mejores campos de golf que Escocia puede ofrecer, es posible organizar unas vacaciones en Escocia dedicadas al golf que cumplan todas sus expectativas. Los campos de torneos oficiales como Royal Troon (que albergó el Abierto Británico de 2016), el PGA® Centenary en Gleneagles (donde se celebró la Copa Ryder en 2014) e incluso el ilustre Old Course en St Andrews, pueden reservarse con un poco de planificación previa y, en el caso del Old Course, que se hace por sorteo, una pizca de suerte.

Si es nuevo en este deporte o desea mejorar su juego, también puede encontrar muchos campos de golf en Escocia perfectos para ganar confianza, con clases impartidas por profesionales y campos de prácticas especializados donde puede mejorar su swing.