No tienes que andar por el campo durante kilómetros y kilómetros para disfrutar de bellos paisajes, aire fresco y ejercicio. Las ciudades de Escocia no solo son ideales para recorrer a pie, sino que además albergan una enorme abundancia de belleza natural de la que es posible disfrutar en amplios parques, paseos frente al mar y espacios verdes. Además de ello, un paseo por la ciudad es, con mucho, la mejor forma de descubrir los tesoros ocultos, el patrimonio arquitectónico y las atracciones al aire libre de las ciudades de Escocia. Toma ideas de estas guías de rutas urbanas que puedes realizar en las ciudades de Escocia y sus alrededores. Son rutas flexibles y fáciles de seguir que garantizan que recorrer las ciudades escocesas resulte una experiencia agradable sea cual sea la estación.

Aberdeen

Aberdeen Beach summer

Haz un recorrido circular por la tercera ciudad en tamaño de Escocia. Situada al borde del Mar del Norte, Aberdeen ha sido durante cuatro décadas el pulso de la industria del petróleo del Reino Unido. Puede que los tiempos estén cambiando, pero Aberdeen aún exuda elegancia cosmopolita a raudales. Aquí encontrarás una envidiable cantidad de restaurantes, bares y tiendas repartidos entre el casco antiguo y las nuevas partes de la ciudad, junto a impactantes lugares y edificios de referencia, muchos de los cuales han sido construidos con la centelleante piedra de granito extraída de las canteras cercanas. Sigue una relajada ruta que recorre algunos de los puntos arquitectónicos más queridos de la ciudad y se prolonga por la explanada frente a la playa, de suave inclinación, para luego regresar caminando junto al río Don, con sus márgenes bordeados de árboles.

Aberdeen es el punto de partida perfecto para explorar Aberdeenshire.

Descubre la Ruta de los Castillos Escoceses y la Ruta del whisky de malta escocés que recorre la famosa región de Speyside.

Marischal College Aberdeen city centre

¿Qué puedes ver?

  • La playa de Aberdeen. Admira las bellas vistas del litoral de Aberdeenshire. Mira cómo los surfistas sobre tabla y de remo se deslizan por las olas y, si tienes suerte, podrás incluso avistar algún delfín cuando se asoma rompiendo la superficie del agua.
  • Reserva Natural de Donmouth. Un santuario natural donde el río Don desemboca en el mar. Intenta ver especies de aves como el ostrero, el archibebe, el porrón osculado y la arenaria, así como alguna que otra foca.  
  • El puente de Brig o' Balgownie. Este encantador puente empedrado, acotado en uno de sus lados por pintorescas casitas de piedra, cruza sobre el curso del río Don. Data del siglo XII y, aunque fue reconstruido en su mayor parte durante el siglo XVII, se considera aún entre los más antiguos del Reino Unido.
  • El parque de Seaton. Disfruta de las 27 hectáreas de espacio verde abierto. Desde aquí puedes seguir el Cathedral Walk (Paseo de la Catedral) hasta St Machar's. En verano, el paseo está lleno de flores.
  • La Catedral de St Machar. Adéntrate en la magnífica St Machar's, un raro ejemplo de catedral fortificada, y eleva la mirada para contemplar el techo heráldico. Se cree que parte de los restos de William Wallace están enterrados aquí.
  • High Street. Regresa al ajetreo de la ciudad recorriendo su principal vía histórica y detente en ruta para admirar el ayuntamiento de estilo neogótico, con sus torreones de cuento de hadas, así como el igualmente magnífico King's College de la Universidad de Aberdeen, que data de 1495.
  • Marischal College. Bienvenido al segundo edificio de granito más grande del mundo. Con sus ornamentadas agujas elevándose hacia el cielo, se considera una de las maravillas arquitectónicas de Escocia.

Glasgow

Kibble Palace Glasgow Botanics

Con más de 90 parques repartidos por la ciudad, Glasgow tiene muchísimas opciones de paseos entre las que elegir, lo cual puede ser sorprendente si se piensa que fue uno de los motores industriales de la época victoriana. Actualmente es una de las ciudades más fascinantes del Reino Unido, y qué mejor modo de conocerla que paseando tranquilamente por su famoso parque Kelvingrove y seguir un poco más adelante hasta llegar a contemplar sus joyas arquitectónicas y algunos de sus muchos y apacibles espacios naturales. Como podrás descubrir rápidamente, es una ciudad que justamente recibe su antiguo nombre gaélico de «el querido y verde lugar».

Otra opción es la ruta de Kelvin Walkway. Puedes bien empezar o terminar en el parque y seguir las márgenes del río Kelvin, cruzando por debajo del puente Kelvinbridge hasta llegar al jardín botánico. Los amantes de las caminatas de larga distancia pueden continuar, ya que la ruta se une a la West Highland Way.

Glasgow University Kelvingrove Park

¿Qué puedes ver?

  • El parque de Kelvingrove. Situado a ambos márgenes del río Kelvin. Este extenso parque público del siglo XIX es hoy en día tan impresionante como lo era en el momento más álgido de la Revolución Industrial.
  • El Jardín botánico de Glasgow. Un desvío perfecto para un día frío: adéntrate en el enorme invernadero de Kibble donde te verás envuelto en una cálida ola de humedad y disfrutarás de los aromas de las exóticas plantas que alberga en su interior.
  • La Biblioteca Mitchell. Una de las bibliotecas públicas más grandes de Europa, edificada en 1891 de estilo neoclásico, es también uno de los edificios de referencia más distintivos de Glasgow, con su cúpula de cobre verde dominando la ciudad.
  • La fuente conmemorativa Stewart. Sigue tu camino pasando junto a macizos de flores esmeradamente cuidados hasta llegar a esta magnífica fuente construida en honor a la memoria del Lord Provost Robert Stewart, quien fue responsable de traer a la ciudad el suministro de agua potable desde el Lago Katrine. Las tallas de piedra muestran escenas del área de los Trossachs, donde se encuentra el lago.
  • El escenario de música del parque de Kelvingrove Construido en la década de 1920, este escenario de música está rodeado de un anfiteatro y fue recientemente restaurado con ocasión de la celebración de los Juegos de la Commonwealth en Glasgow.
  • Park Circus. La sección final de este paseo te conduce por una de las calles más codiciadas (por no mencionar caras) de Glasgow. Esta calle en ligera pendiente flanqueada por una línea de casas adosadas de época Victoriana tiene uno de los códigos postales más prestigiosos de la ciudad. 

Inverness

Ness Walk Inverness

Inverness es la base perfecta para explorar los senderos, montañas y valles más emblemáticos de las Highlands escocesas (Tierras Altas). Pero no hace falta que salgas de la ciudad para poder disfrutar de algunas caminatas realmente especiales que combinan maravillosas vistas, notables lugares del patrimonio y encantadores entornos naturales.

Ness Islands

¿Qué puedes ver?

  • Librería Leakey. La Old Town de Invernes contiene un diverso muestrario de edificios históricos. Pero quizás el más fascinante sea esta antigua iglesia del siglo XVIII. Entra en su interior y podrás ver cientos de libros de segunda mano que cubren las paredes desde el suelo hasta el techo. Te parecerá que has sido transportado a las páginas de un libro de Harry Potter.
  • Mercado victoriano. A poca distancia de la High Street está el Mercado victoriano, que data de 1890. Aquí encontrarás docenas de tiendas independientes de carácter único. El reloj de la entrada, original de la época victoriana, las lámparas colgantes y los arcos de acero pintado de rojo contribuyen todos ellos a transmitir una sensación de antigüedad.
  • Mirador del castillo Disfruta de una vista elevada de la ciudad desde el punto de observación más alto del Castillo de Inverness. El edificio del castillo no está abierto al público, pero se permite el acceso a su torre más alta. Sube las escaleras hasta llegar a lo más alto de la torre y admira el curso ondulante del río Ness rodeado por los picos de las Highlands a un lado y el estuario de Moray al otro.
  • Islas de Ness ¿Quieres dar un revitalizador paseo por un bello bosque?  Camina una corta distancia aguas arriba a lo largo de las márgenes del río y verás un pequeño grupo de islas situadas en medio del río Ness. Para alcanzarlas, solo tienes que cruzar uno de los elegantes puentes colgantes que las conectan con la ribera. Te será difícil creer que aún te encuentras en una ciudad mientras caminas por los innumerables senderos que cruzan entre los grandes árboles.
  • El Canal Caledonian ¿Sabías que una de las mejores rutas de senderismo de Escocia cruza Inverness? Recorre una pequeña sección del Great Glen Way siguiendo el sendero que transcurre junto al río Ness y el Canal Caledonian. El terreno bajo y nivelado permite un paseo relajado y ofrece mucho que ver en ambas direcciones.
  • Craig Phadrig. Si te queda suficiente energía, termina tu caminata subiendo a la cima del pico más alto de Inverness. Toma uno de los varios senderos que serpentean entre los árboles y podrás contemplar a vista de pájaro la ciudad y los paisajes que la rodean, incluido el estuario de Beauly.

Perth

Queen's Bridge Perth

Perth, conocida como la «hermosa ciudad», combina la energía cosmopolita de las grandes ciudades de Escocia con el encanto de una ciudad mercado y con la oportunidad de gozar de belleza natural en soledad a solo unos pasos. Explora la bellísima arquitectura de época y las calles empedradas que abarcan siglos de historia mientras deambulas por sus espaciosos parques y por los márgenes del magnífico río Tay.

Millais' Viewpoint River Tay

¿Qué puedes ver?

  • South Inch. Uno de los dos espaciosos parques públicos que limitan con el centro de la ciudad, South Inch tiene una extensión de 31 hectáreas y está limitado por un lado por la ribera del río Tay y por el otro por las casas georgianas y victorianas de Marshall Place, mientras que todo el entorno está rodeado por colinas cubiertas de bosque.  
  • Galería Fergusson Uno de los edificios más extraordinarios de Perth, esta antigua torre de agua construida en hierro forjado es ahora una galería de arte. Desde aquí puedes cruzar Tay Street hacia el margen del río y pasar por debajo de la línea de ferrocarril. Sube los escalones a tu derecha para llegar al paso peatonal sobre el Tay.
  • Isla de Moncreiffe. Dedica un momento a contemplar la rápida corriente del río Tay y admira la isla de Moncreiffe, que yace en el medio. Desde 1897 ha albergado el campo de golf de King James VI.
  • Sendero del arte público del río Tay. Una vez que has llegado al otro lado del río, sigue este sendero para recorrer a pie que conecta un total de 20 esculturas inspiradas en el excepcional patrimonio histórico, natural y artístico de Perth.
  • El parque de Bellwood. Sigue el sendero hasta Millais Viewpoint, una obra de arte inspirada en la famosa obra del pintor prerrafaelita John Everett Millais llamada «Hojas de otoño».
  • Ruta ribereña Norie Miller. Vuelve al margen del río y pasa por debajo del puente de Queen's hasta llegar al parque de Norie Miller. Admira espectaculares especímenes de plantas que incluyen unas 950 variedades de brezo escocés.
  • El puente de Perth. Cruza de nuevo al margen opuesto del río Tay el cual se conoce localemente como el «Puente viejo», que data de 1771.
  • North Inch. A continuación está el más grande de los dos parques conocidos como «Inches» de Perth. Sigue el camino por el margen del río, admirando las elegantes casas del otro lado, y pasa junto al museo de Black Watch.
  • St John Street. Una bocacalle de la High Street, esta calle peatonal está repleta de bellos edificios históricos. A la izquierda está St John's Kirk, una iglesia que es además el edificio de más antigüedad de Perth, y a la derecha se encuentran el impresionante edificio que originalmente era el Banco Central y los grandes almacenes de Beales (antes llamados McEwens). Enfrente, al final de la calle, está el Salutation Hotel, considerado como el establecimiento hotelero más antiguo de Escocia y con fama de haber alojado en una ocasión a Bonnie Prince Charlie.
  • Tay Street. Gira a la izquierda hacia Tay Street. Retrocede hacia South Inch sin dejar de apreciar el magnífico edificio de Sheriff Court, la iglesia de St Matthew con su altísima aguja y el conjunto de pequeñas esculturas a lo largo del muro que flanquea el río.
  • Queen's Bridge. Camina por el medio del puente para contemplar el río Tay una vez más antes de retroceder sobre tus pasos y volver a South Inch.

Stirling

Stirling Castle hill

Existen pocas ciudades tan cómodas para recorrer a pie como Stirling, a solo una hora en coche al norte de Edimburgo. Situada sobre el frondoso peñón de un volcán extinto, su «Old Town» (ciudad vieja) es una verdadera maravilla y disfrutarás explorando sus antiguos edificios y calles empedradas que serpentean subiendo los terraplenes del palacio ahora restaurado. Pero si te alejas un poco de las rutas habituales, descubrirás que esta ciudad tiene mucho más que su castillo y que el Monumento Nacional a William Wallace.

El pequeño tamaño de Stirling hace que resulte muy difícil perderse. Cuando salgas de la estación, solo tienes que andar en dirección hacia Castle Walk y pronto llegarás a la Old Town.

Snow Wallace Monument

¿Qué puedes ver?

  • The Back Walk. A la izquierda de los edificios municipales hay un camino pequeño y sinuoso que asciende la colina y conduce hasta el Castillo de Stirling. Este pasaje urbano, construido en el siglo XVIII es la calle mantenida con fondos públicos más antigua de Escocia. Sigue la ruta que recorre las murallas de la antigua ciudad hasta el castillo.
  • Colina de Gowan. Haz un desvío hasta la cima para gozar de las espectaculares vistas de las Monumento a William Wallace y las colinas de Ochill. Busca la famosa «Piedra de la decapitación», un bloque de piedra usado en el pasado para ejecuciones.
  • Castillo de Stirling. Ninguna visita a Stirling estaría completa sin adentrarse a visitar este palacio bellamente restaurado. María, reina de Escocia, fue coronada aquí, al igual que lo fueron también varios monarcas escoceses. Puedes llegar al castillo desde Back Walk andando por Ballengeich Pass.
  • Argyll's Lodging. Justo bajo el Castillo de Stirling se alza esta casa solariega de estilo renacentista. Actualmente es un museo repleto de bellísimos muebles de época y la decoración de sus paredes ostenta aún la pintura original de la época. Camina por Upper Castlehill para regresar a la Back Walk, que bordea la base de Castle Rock y te conducirá de nuevo al casco antiguo (Old Town).
  • La iglesia de Holy Rude. Después del castillo, este es el segundo edificio de más antigüedad de Stirling. Entra para admirar sus bellos arcos y vidrieras.
  • The Settle Inn. Da un descanso a tus piernas en la cervecería más antigua de Stirling, que se ha alzado aquí desde principios del siglo XVIII.
  • The Engine Shed. El casco nuevo de Stirling no es tan pintoresco como el antiguo. Pero algunas atracciones como The Engine Shed, que alberga el Centro de Conservación de Edificios de Escocia, hacen que merezca la pena visitarlo. Este museo interactivo explora las tecnologías utilizadas para preservar edificios utilizando modelos tridimensionales y aplicaciones de RA.
  • El sendero de los amantes. Baja por Forth Street en dirección al río Forth hasta que llegues a este paseo por la ribera. Recorre los márgenes del río Forth y haz una pausa para contemplar una de las vistas más bellas del Monumento a William Wallace. 
  • Ribera y Abadía de Cambuskenneth. Aventúrate hasta las afueras de Stirling y explora este tranquilo barrio al otro lado del río Forth. Aquí encontrarás un bello monasterio agustino del siglo XII. Fue abandonado durante la Reforma escocesa y del que actualmente solo sobrevive la elevada torre del campanario. Para llegar a él, dirígete hacia Queenshaugh Drive y tuerce luego hacia Riverside Drive para cruzar después el moderno puente de Forthside.

Dundee

V&A Dundee and RRS Discovery

Tras la apertura del V&A Dundee, el primer museo escocés dedicado al diseño, esta pequeña ciudad costera situada a orillas del estuario de Tay es uno de los destinos de Escocia más interesantes ahora mismo. Rebosante de atracciones históricas —entre las que es importante mencionar el RRS Discovery — galerías, tiendas independientes y excelentes bares y restaurantes, Dundee es más que nunca un centro de intensa actividad. Pero es también un lugar donde puedes escapar del bullicio y ajetreo de la ciudad, con numerosos paseos tanto dentro de la ciudad como en sus alrededores, que ponen de relieve su espléndida situación natural. Estos son solo algunos de los que puedes explorar.

Camperdown Country Park Dundee

¿Qué puedes ver?

  • Parque Rural de Camperdown. En los límites de la ciudad podrás encontrar un remanso de tranquilidad del frenético ritmo de la vida urbana. Este escénico parque es tan amplio que siempre tendrás un nuevo sendero que descubrir. Hay frecuentes servicios de autobús que lo conectan al centro de la ciudad y lo hacen muy accesible.
  • Dundee Law. El paseo hacia la cima del monte más alto de Dundee te ofrece las vistas más fascinantes justo durante el amanecer o al atardecer. Contempla el panorama interminable que se extiende hasta el Tay y el otro lado del río desde un punto situado a casi 175 metros por encima de la ciudad. Empieza en el Discovery Point o en la estación de tren y luego simplemente dirígete hacia este antiguo volcán y la ancestral fortaleza de la Edad de Hierro. Pero ten cuidado cuando escales las secciones más empinadas.
  • Parque Rural de Monikie. Situado en la periferia de Dundee, este espacioso parque comprende más de 20 hectáreas de terreno que contienen dos antiguas reservas de agua conectadas por un sinfín de senderos a la sombra de los árboles y un santuario de pájaros. Las opciones para los caminantes son muy amplias y van desde rutas guiadas a otras para recorrer de forma independiente, todas las cuales garantizan que disfrutes de bellos panoramas y una enorme tranquilidad.  

Edimburgo

Princes Street Gardens autumn

La capital de Escocia es un lugar maravilloso para visitar aunque, en ocasiones, es posible que te apetezca alejarte del bullicio. Por suerte, tanto en la ciudad como en sus alrededores, hay muchísimos lugares y recorridos donde disfrutar a tu ritmo de una faceta de Edimburgo completamente distinta. Pronto descubrirás que Edimburgo, con sus calles empedradas, sus jardines escondidos y sus numerosos parques, es un paraíso para caminantes. Así que, ponte un calzado cómodo y escapa de la ciudad sin salir de ella, deambulando por las calles, las rutas y los senderos más hermosos de la misma.

Encuentra más información sobre recorridos a pie en Edimburgo.