Culzean Castle and Country Park © Ayrshire & Arran Tourism Team

Puede que no sean tan conocidos como los castillos de Edimburgo o Stirling, pero, sin duda, son igual de encantadores. Huya de lo convencional y descubra estas joyas escocesas menos conocidas.

Desde tesoros medievales estupendamente conservados a ruinas románticas situadas sobre un acantilado, pasando por castillos con torreones de cuento y casas-torre encantadas, Escocia está repleta de lugares fascinantes que le dejarán atónito. Descubra las historias únicas de estos maravillosos monumentos, sumidos en leyendas y grandiosa arquitectura.

SE CREE QUE ESCOCIA LLEGÓ A TENER UNOS 3 000 CASTILLOS.
NO LE CULPAMOS
SI NO PUEDE ELEGIR UN FAVORITO.
¡NOSOTROS TAMPOCO!

1. Centro natural y Castillo de Kelburn

Castillo pintado de Kelburn, Largs

Inaugurando la lista se encuentra el Castillo de Kelburn , cerca de Largs, en Ayrshire. Este castillo, del que se enamora cualquiera que lo ve, presenta un mural de dibujos entrelazados en sus paredes exteriores. Muy original, ¿verdad? Ha sido nombrado como uno de los mejores ejemplos de arte urbano del mundo. El interior del Castillo de Kelburn, lujoso y sofisticado, contrasta radicalmente con su exterior. En sus terrenos encontrará un bosque secreto con un jardín chino, cascadas y una casita de jengibre, perfecto para pasar un día al aire libre.

2. Castillo de Floors

Castillo de Floors, Kelso

El Castillo de Floors se encuentra en Kelso, en pleno corazón de los Scottish Borders y con vistas al río Tweed y a los montes Cheviot. Se trata del mayor castillo habitado de Escocia y es el hogar de los duques de Roxburgh y su familia. El Castillo de Floors, repleto de exquisitas obras de arte, incluidos tapices intemporales y antigüedades de valor incalculable, presenta un interior verdaderamente espléndido. En sus imponentes terrenos podrá ver el acebo que marca el lugar en el que el rey Jacobo II fue asesinado en 1460.

3. Castillo de Fyvie

Exterior del Castillo de Fyvie

El Castillo de Fyvie , una antigua fortificación real situada en Turrif, en Aberdeenshire , comenzó siendo un simple castillo en el siglo XIII. Ha pasado por las manos de cinco poderosas familias, cada una de las cuales ha contribuido al esplendor del castillo añadiendo una torre a esta magnífica fortaleza señorial de Escocia. En el interior podrá contemplar muebles de época y ricos interiores que conservan el mismo esplendor que cuando se instalaron. La grandiosa escalera es, probablemente, el elemento arquitectónico más espectacular, aunque también se exhiben numerosos tesoros.

4. Castillo de Dunrobin

Castillo de Dunrobin

En  la costa norte, cerca de Dornoch, los amantes de la arquitectura pueden maravillarse ante el impresionante diseño francés del Castillo de Dunrobin. Dunrobin, la más septentrional de las grandes casas de Escocia, es también el castillo de mayor tamaño del norte de las Highlands, con 189 habitaciones. Data de principios del siglo XIV y fue el hogar de los condes y, posteriormente, de los duques de Sutherland. Sus interiores son un diseño de Sir Robert Lorimer, escocés, mientras que su magnífica arquitectura y agujas de cuento son un añadido de Sir Charles Barry, que también diseñó las Casas del Parlamento de Londres.

5. Castillo y Parque Natural de Culzean

Castillo de Culzean

Con su espectacular ubicación sobre un acantilado, su historia cautivadora, sus alrededores impresionantes y su arquitectura a cargo de Robert Adam en su emblemático estilo georgiano neoclásico, es fácil comprender por qué el Castillo de Culzean es una de las atracciones más populares de Escocia. Este castillo escocés del siglo XVIII, situado cerca de Maybole, en la costa de Ayrshire, y rodeado por más de 240 hectáreas del Parque Natural de Culzean, con frondosas zonas boscosas, jardines paisajistas y un litoral rocoso, no podría ser un sitio mejor para pasar un excelente día al aire libre.

6. Jardines del Castillo de Drummond
 
Jardines del Castillo de Drummond, Perthshire

Sin duda, los jardines del Castillo de Drummond ' son unos de los más bonitos de Europa. Este castillo, situado cerca de Crieff, en Perthshire, no está abierto al público,  pero sus antiguos jardines a terrazas pueden visitarse. El elemento dominante del diseño hortícola es una cruz de San Andrés, con el reloj solar del siglo XVII en el centro. Los jardines ofrecen unas vistas maravillosas al castillo y a la campiña de los alrededores.

7. Castillo de Kilchurn

Vista aérea del Castillo de Kilchurn

El castillo de Kilchurn , cerca de Dalmally, en Argyll, es de los más pintorescos de Escocia. Construido en un pequeño istmo rocoso unido a la orilla en el extremo de Loch Awe, es uno de los numerosos castillos erigidos por el poderoso clan Campbell, que controlaba gran parte del oeste de Escocia a finales de la Edad Media. No se pierda las vistas desde arriba: suba a las almenas de la casa-torre y contemple Loch Awe, con el pico de Ben Cruachan como telón de fondo. ¡Probablemente sea uno de los castillos más fotografiados de Escocia!

8. Castillo de Brodie

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra nueva declaración de privacidad y cookies.