Los mercados de productos agrícolas, que suelen tener lugar una o dos veces al mes en todo el país, congregan a los mejores productores de la zona para vender los productos más frescos de sus cultivos locales.

Los puestos se muestran rebosantes tanto de frutas y verduras de temporada como de carne roja, aves de corral y piezas de caza. Disfrute de jugosos productos del mar como caballa o salmón ahumados, deguste los quesos y chocolates artesanales que se ofrecen para probar y hágase con mermeladas, encurtidos y panes caseros, así como con cervezas artesanales de la región.

En muchos mercados se realizan también exhibiciones de cocina en las que los productores le muestran la mejor forma de preparar y cocinar sus productos, además de que los tenderos estarán encantados de compartir sus recetas.