Glencoe, The Highlands

Deambule por valles salvajes y remotos, donde el único ser vivo que vea será un águila. O tómese un descanso en un valle secreto a un tiro de piedra de la ciudad. Más adelante puede recuperar energías en un castillo encantado o en una acogedora destilería.

Los valles de Escocia le llaman…

En Escocia hay cientos de valles gloriosos que descubrir y cada uno de ellos tiene sus propias características. Estas pueden cambiar con el tiempo, la estación y su propio estado de ánimo. ¡Nunca explorará dos veces el mismo valle!

Atraviese Glencoe un día en que las nubes envuelvan las altas colinas, y las historias de las batallas que aquí tuvieron lugar le helarán la sangre. En los meses de invierno, Glenshee es el lugar perfecto para esquiadores y aficionados al snowboard. A las liebres de montaña, con su blanco pelaje invernal, les parece todo muy divertido.

Si se encuentra en Edimburgo diríjase a Glencorse en las colinas de Pentland. Aunque está a tan solo una milla al sur del límite de la ciudad, cuando pasee junto a los plácidos lagos le parecerá que ha dejado la metrópolis muy, muy lejos. En primavera los tojos se encienden con flores amarillas y el aire se enriquece con su agradable aroma.

En Glen Orchy puede deslizarse en canoa durante millas por el río y después relajar sus cansados músculos con estilo en el castillo de Barcaldine (es decir, si es que consigue dormir; se dice que el castillo está embrujado).

Los cinco valles más populares

Glencoe

Stob Dearg Buachaille Etive Mor

No se puede perder Buachaille Etive Mor. Esta brutal y hermosa montaña, con su característica forma de pirámide, guarda la entrada a Glencoe. Cuando pase por ella se le parará el corazón: ante usted tendrá risco tras risco y escabrosas cimas escarpadas. Al pasar una catarata encontrará una zona de aparcamiento junto a la calzada con una vista que no puede perderse. Pero si se pone unas botas de montaña y camina durante media hora por un sendero escarpado llegará a uno de los grandes secretos del valle: el Valle Perdido. En este rincón invisible es dónde los miembros del clan MacDonald escondían el ganado que robaban a sus vecinos (cómo llevaban las vacas hasta allí es un misterio, pero las llevaban).

Glen Trool

Sunrise over Glen Trool, Galloway

No todos los valles hermosos se encuentran en las Highlands. Glen Trool ien Dumfries y Galloway, es un refugio frondoso a la orilla del lago con idílicos senderos forestales. Robert Bruce ganó aquí una famosa batalla lanzando piedras, ladera abajo, a sus enemigos. Ahora los ciclistas de montaña se lanzan por las mismas laderas; este valle tiene pistas de descenso verdaderamente salvajes y maravillosas.

 

Glen Etive

Glen Etive Valley

Escondido al otro lado de Buachaille Etive Mor se encuentra Glen Etive, el vecino de Glencoe menos visitado, aunque igualmente maravilloso. En la película Skyfall, James Bond conduce por Rannoch Moor y baja por esta empinada ruta serpenteante para regresar al hogar de su niñez.

El Great Glen

Couple walking on the Great Glen Route

El Great Glen es una fractura colosal en la tierra que divide las Highlands de Escocia en dos, desde Fort Williams a Inverness. Puede admirar sus lagos y colinas a pie o en bicicleta a lo largo de las 79 millas (127 KM) que cubren la Ruta del Great Glen. Pare a tomar un bocado y una cerveza en Fort Augustus y vea como los barcos cruzan las esclusas del canal Caledonian para llegar al lago Ness, una de las maravillas naturales de Escocia. El lago Ness contiene más volumen de agua que todos los lagos de Inglaterra y Gales juntos. Tiene 23 millas (37 km) de longitud y es más profundo que el Mar del Norte. ¿Se esconde realmente un monstruo en sus profundidades? ¡Venga a comprobarlo en persona!

 

Glen Lyon

Glen Lyon

Extienda el mantel de picnic junto al antiguo tejo de Fortingall y almorzará como lo hacían los soldados romanos hace 2000 años. Este tejo es uno de los árboles más antiguos de Europa, y es posible que tenga unos 5000 años. Entre en el cercano Fortingall Hotel y podrá escuchar la historia de que Poncio Pilatos nació cerca de este árbol y solía jugar bajo sus ramas. El tejo es una de las maravillas del impresionante Glen Lyon.

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra nueva declaración de privacidad y cookies.