Las cosas claras; no hay necesidad de pensárselo mucho antes de decidir venir a Mull. Esta gran isla de las Hébridas interiores está llena de increíbles posibilidades, tanto si viene en una excursión de un día como si se queda una quincena. Está situada en la costa occidental, es la tercera isla más grande de Escocia y también una de las más accesibles ya que cuenta con tres servicios de ferry.

Una ciudad de muchos colores

La preciosa Tobermory, situada al nordeste, es la principal ciudad de la isla. Es un lugar encantador que es necesario explorar; edificios pintados de brillantes colores en el paseo marítimo y una maravillosa variedad de comercios independientes como una tienda de chocolates, panadería, fabricantes de velas, artesanía en plata, galería de arte y alfarería. Tobermory alberga también un famoso centro de arte, una pequeña compañía teatral y estupendos pubs y restaurantes. ¿Qué más podría pedir a una ciudad en una isla?

Inspiración por naturaleza

Mull es uno de los mejores lugares para lograr ver pigargos, o puede hacer una salida en barco algo más lejos de la costa para intentar ver ballenas, delfines, tiburones peregrinos y otra fauna marina. Tenemos millas de costa que explorar, desde las inmaculadas arenas blancas de la bahía de Calgary en el noroeste a los impresionantes arcos de Carsaig al sur. ¿Quizás decida conquistar un Munro y escalar Ben More, o capturar imágenes de un paisaje increíble en una gira fotográfica?

Más allá de Mull

Al oeste de Mull puede hacer emocionantes descubrimientos. La diminuta y encantadora isla de Iona es un remanso de paz, con sus hermosas calas y su antigua abadía. Vea una de las maravillas geológicas de Escocia en una travesía a Staffa, con sus distintivas columnas hexagonales de basalto y la cueva de Fingal, una estructura natural con apariencia de catedral. En los meses de verano podría incluso acercarse a un frailecillo o dos, o admirar la increíble visión de miles de aves marinas anidando en las islas Treshnish.

Desplazamientos por Mull

Cómo llegar

Caledonian MacBrayne (CalMac) opera tres servicios de ferry con transporte de vehículos a la isla. La ruta más popular conecta Oban con Craignure, el puerto principal de la isla, situado en la costa este. Este servicio sale aproximadamente cada dos horas durante el día, pero si está pensando en llevar el coche es recomendable hacer la reserva por adelantado.

Más hacia el norte, también puede viajar desde Lochalline, en la península de Movern, a Fishnish, o tomar el ferry desde Kilchoan, en la península de Ardnamurchan, hasta Tobermory, la mayor población de la isla.

¡Venga ahora a Mull!

Cómo desplazarse

Algunas de las carreteras de la isla son de un solo carril, con amplias zonas para cruzarse. West Coast Motors opera tres servicios locales de autobús que comunican los principales pueblos y ciudades; y hay también servicios de taxi y de alquiler de coches.

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra nueva declaración de privacidad y cookies.