En Perth puede elegir entre una selección de grandes hoteles; alojarse en el mismo centro de la ciudad, reservar una habitación en un antiguo molino de agua del siglo XV, o en un hotel con vistas a uno de los hermosos parques de la ciudad.

Es realmente fácil llegar a cualquiera de los hoteles desde el centro de Perth, donde se encuentran las estaciones principales de trenes y autobuses. Si trae su coche o alquila uno, muchos de los hoteles tienen también aparcamiento.

Perth es la ciudad más reciente de Escocia, tiene muchas tiendas, galardonados restaurantes y bares entre dos extensos y tranquilos parques. Tiene todo lo que le podría pedir a una ciudad moderna, pero sigue siendo del tamaño suficiente para explorar a pie.