Stirling es una ciudad histórica que se alza sobre un Parque Nacional; tiene, por lo tanto, una gran mezcla estupendas actividades y lugares que visitar.

Este pequeño rincón de Escocia está repleto de experiencias únicas, algunas enterradas en el pasado como el grandioso Palacio Real y Castillo de Stirling o Bannockburn, donde tuvo lugar una de las batallas más decisivas de la historia de Escocia.

Otras le harán vivir el momento, como ver cara a cara elefantes y leones en el Safari Park de Blair Drummond o sentir el soplar del viento mientras escala una montaña en el Parque Nacional de Loch Lomond y los Trossachs. Stirling tiene mucho que ofrecer; es hora de comenzar.