¿Qué hace que unas vacaciones de verano en Escocia sean tan especiales? Los exuberantes paisajes verdes y los largos días de verano para empezar. Incluso en el apogeo de las vacaciones de verano en Escocia, los paisajes son vibrantes e impresionantes, perfectos para aventuras al aire libre o simplemente para disfrutar de las vistas.

Luego están todas las cosas maravillosas que puedes hacer. Elige entre miles de espectáculos en los famosos festivales de verano de Edimburgo o anima a los competidores en los juegos tradicionales de las Highlands.

Con agradables temperaturas de alrededor de 17°C (63°F) como máximo en promedio, ¿por qué no probar algunas actividades al aire libre en tus vacaciones de verano? Ve de excursión a un parque nacional, monta en bicicleta por una pista todoterreno o recorre un camino hasta una playa remota, donde te esperan arenas blancas y aguas turquesas... ¡feliz verano!