Con un legado que abarca seis siglos, no hay mejor lugar para jugar al golf que el país que lo presentó al mundo. Durante su escapada de golf en Escocia podrá elegir entre más de 550 fantásticos campos de golf; puede jugar en campos de tipo links, parkland y heathland, o de cualquier otro tipo que pueda imaginar.

Un viaje a Escocia presenta incluso la oportunidad perfecta para presenciar algunos de los torneos más prestigiosos del mundo. Escocia acoge con regularidad, entre muchos otros, el Abierto británico y el Abierto británico femenino de golf.

Explore la cuna del golf

El primer registro de golf en Escocia data del siglo 1XV (en ese entonces era conocido como 'gowf'). En 1744 la Honorable Compañía de Golfistas de Edimburgo, el club de golf más antiguo del mundo, entró oficialmente en vigor, seguido en 1754 por la Sociedad de Golfistas de St Andrews (ahora el Royal & Ancient Golf Club of St. Andrews). En 1764 el campo de golf de St Andrews (ahora conocido como el Old Course) se redujo de 22 hoyos a 18, creando el formato de curso estándar que todavía se utiliza hoy en día, y en 1860 se celebró el primer Campeonato Abierto en Prestwick. ¡Una historia realmente ilustre!

Siga los pasos de los mejores golfistas del mundo

Rory McIlroy, Tiger Woods y Jack Nicklaus, entre docenas de otros jugadores de primera clase, han jugado aquí, y muchos de los campos de golf más prestigiosos de Escocia fueron diseñados por leyendas del golf. 'Old' Tom Morris diseñó tanto el campo Viejo como el Nuevo en St Andrews, y James Braid es responsable de la creación de más de 250 campos de golf británicos, como los famosos campos de King's y Queen's Courses en Gleneagles.