Escocia tiene todos los ingredientes esenciales para el viaje en carretera perfecto: bellos paisajes en constante transformación, increíbles atracciones y acogedores pueblos y ciudades. ¡Lo único que le hace falta poner es el coche, una lista musical a su gusto y buena compañía!

Cuando recorra Escocia en coche (o en caravana o en bicicleta), la ruta puede variar en longitud: los viajes pueden ser tan cortos o largos como quiera. Podría pasar fácilmente una semana o dos recorriendo una gran parte del país o explorar un par de regiones en un fin de semana.

Planee un viaje en carretera para ver algunos de los paisajes más excepcionales de Escocia: quizás serpenteando por las sobrecogedoras montañas de Glen Coe, bordeando la costa oriental para ver el Castillo de Dunnottar o zigzagueando por las bellas orillas de Loch Lomond.