Un viaje en tren por Escocia es más que una manera de desplazarse de un lugar a otro, y de hecho puede ser una de las mejores y más cómodas formas de admirar los impresionantes paisajes del país. ¿En qué otro lugar podría admirar cientos de kilómetros de montañas cubiertas por la bruma, lagos cristalinos, pueblos encantadores e incluso elegantes mansiones mientras disfruta de una taza de té al resguardo de la lluvia?

Las líneas ferroviarias escocesas ofrecen decenas de recorridos inolvidables, desde viajes nocturnos al corazón de las Highlands hasta trayectos cortos de ida y vuelta perfectos para niños, todos ellos con un excelente servicio y unas vistas impresionantes. Siga leyendo para conocer mejor las maravillosas rutas en ferrocarril por Escocia y comience a organizar su próximo viaje.

La línea West Highland & el tren de vapor Jacobite

Jacobite Steam Train on Glenfinnan Viaduct

  • Súbase a bordo en la estación de Queen Street en Glasgow
  • Ideales para admirar paisajes de película y vistas de los lagos de las Highlands

Considerada por muchos como uno de los trayectos más populares en tren, la línea West Highland es conocida por millones de personas por ser la que llevaba a Harry Potter desde el andén 9 y ¾ hasta Hogwarts. Este trayecto, operado por Abellio Scotrail, conecta Glasgow con Mallaig y tiene una duración total de alrededor de 5 horas y cuarto.  En su recorrido hacia el oeste, el tren pasa por el viaducto de Glenfinnan y ofrece vistas espectaculares de lugares como Loch Shiel, Loch Eilt y Ben Nevis, muchos de los cuales aparecen también en las películas de Harry Potter.

Si quiere pasar un día mágico, suba al antiguo tren de vapor Jacobite en Fort William, llévese el almuerzo y disfrute de él mientras explora la encantadora bahía de Mallaig o apéese en Arisaig y pasee por una de las mejores playas de las Highlands. Los viajeros que lleguen desde Inglaterra también podrán tomar el Caledonian Sleeper en la estación de Euston y dejarse llevar hacia las Highlands durante la noche para despertar con vistas imponentes de Rannoch Moor antes de llegar a Fort William.

La línea Far North

Dunrobin Castle

  • Súbase a bordo en la estación de Inverness, en las Highlands
  • Ideal por el variado paisaje costero, las apacibles tierras de labranza y las destilerías tradicionales

La línea ferroviaria más rural de Gran Bretaña, la Far North, que opera la compañía Abellio Scotrail, conecta Inverness con Thurso y con Wick, en el límite septentrional de las Highlands. El viaje completo dura unas cuatro horas y recorre cientos de kilómetros de bellos y variados paisajes, desde pantanos de turba y aldeas minúsculas hasta las puertas del magnífico Castillo de Dunrobin.

La línea Kyle

Plockton

  • Súbase a bordo en la estación de Inverness, en las Highlands
  • Ideal por su magnífica costa rocosa y agrestes montañas, así como para avistar ejemplares de ciervo rojo.

La línea Kyle sale desde Inverness y pasa por bellos pueblos de las Highlands como Achnasheen y Plockton antes de llegar a Kyle of Lochalsh en tan solo dos horas y media. A lo largo de la ruta, que también opera Abellio Scotrail, pasará por playas idílicas y lagos tranquilos, todo ello con la naturaleza virgen de las colinas de las Highlands como telón de fondo. Además con un poco de suerte podría incluso avistar garzas, águilas o nutrias.

La línea Royal Scotsman

The Royal Scotsman

  • Súbase a bordo en la estación de Waverley, en Edimburgo
  • Ideal para un viaje de lujo, durante el que disfrutar del imponente paisaje, de un servicio de primera clase y de exquisita gastronomía y bebida

Si alguna vez le sobrasen un par de miles de euros, dése un capricho y disfrute de un viaje único en el sofisticado Royal Scotsman. Este tren súper exclusivo ofrece inolvidables escapadas de lujo que alta cocina y alojamiento de cinco estrellas mientras transporta a los pasajeros por todo el país, deteniéndose por el camino para realizar excursiones y visitar destilerías.

El tren de vapor de Strathspey

Strathspey Railway

  • Súbase a bordo en Aviemore, en las Highlands
  • Ideal para pasar un divertido día de excursión en familia, por tratarse de un tren de vapor de época y para avistar aves rapaces en libertad

Realice un viaje en el tren de vapor de Strathspey y admire las magníficas montañas Cairngorm desde la comodidad de un lujoso vagón. Este trayecto de ida y vuelta, ideal para niños, dura 90 minutos y conecta Aviemore con Broomhill. Puede disfrutar del té de las cinco o de un menú de tres platos a bordo del tren, o apearse en Boat of Garten para avistar águilas pescadoras y otros ejemplares de fauna autóctona en la cercana reserva natural perteneciente a La Real Sociedad para la Protección de las Aves (en inglés RSPB).

El ferrocarril de Bo'ness & Kinneil

Bo'Ness and Kinneil Railway

  • Súbase a bordo en Bo'ness, cerca de Falkirk
  • Ideal para trayectos temáticos en tren de vapor, para pasar un divertido día de excursión en familia y para visitar a museos fascinantes

La línea ferroviaria de Bo'ness & Kinneil, justo a las afueras de Falkirk, es otra excelente opción para viajar con niños. El trayecto de ida y vuelta dura poco más de una hora y pasa junto al museo, finca y reserva natural local de Kinneil, así como por la encantadora estación de tren de Birkhill. Los peques podrán disfrutar de un día de diversión con la locomotora de Thomas y sus amigos, mientras que los niños algo mayores podrán subir a bordo de las locomotoras de época del Museo del Ferrocarril Escocés de Bo'ness, el mayor de este tipo en Escocia.

Glasgow-Ayr-Stranraer

Burns Birthplace Museum and statue

  • Súbase a bordo en la estación de Glasgow Central
  • Ideal por sus apacibles lagos, impresionantes ruinas, paisaje costero y por ser la tierra de Robert Burns

Esta hermosa ruta, operada por Abellio Scotrail, recorre un trayecto serpenteante por la costa sudoeste de Escocia. El recorrido completo tiene dos horas y media de duración y pasa junto a algunos de los campos de golf más reconocidos de Escocia para adentrarse en la tierra de Robert Burns . No se pierda las ruinas de la abadía de Glenluce, que se cree que datan de 1192, y el Castillo de Baltersan, del siglo XVI, que se encuentran entre Ayr y Girvan. Abellio Scotrail opera también otras rutas panorámicas por el país: vea lo mejor de Ayrshire y de Dumfries & Galloway tomando la línea Glasgow-Kilmarnock-Carlisle

El puente de ferrocarril sobre el Forth

Forth Bridge at sunset

  • Súbase a bordo en la estación de Waverley, en Edimburgo
  • Ideal por ser una maravilla de la ingeniería, por las vistas elevadas sobre el estuario y por ser Patrimonio Mundial de la UNESCO

Toda experiencia ferroviaria por Escocia que se precie ha de incluir un viaje que cruce el puente de ferrocarril sobre el Forth. Esta impresionante estructura que conecta Edimburgo con Fife tiene el segundo tramo más largo del mundo de puente en voladizo, y es además Patrimonio Mundial de la UNESCO. Admire las excelentes vistas del estuario del Forth mientras cruza el puente a toda velocidad.

El ferrocarril de Scottish Borders

Borders Railway Stow

  • Súbase a bordo en la estación de Waverley, en Edimburgo
  • Ideal  por el paisaje de suaves colinas, los tesoros históricos y por ofrecer actividades para toda la familia

El ferrocarril de Scottish Borders le llevará a través de los asombrosos paisajes de Edimburgo, Midlothian y los Borders escoceses, y le dará acceso directo a la rica historia y las emocionantes actividades al aire libre que le aguardan en estas tres regiones. Normalmente el viaje de Edimburgo a Tweedbank dura tan solo una hora pero en ciertos días, además es posible hacer la ruta en trenes de vapor.

Encuentre más información sobre cómo organizar y reservar su visita en nuestra página de viajes, o descargue la aplicación View from the Train, de Scottish Natural Heritage (el organismo responsable del patrimonio natural de Escocia), que le ofrecerá una perspectiva exclusiva sobre las principales rutas de ferrocarril de Escocia.