Plockton, Highlands

Outdoors

Itinerario de la línea de ferrocarril de Kyle

Sea cual sea la forma en la que realizas esta ruta, tanto si vas desde Kyle of Lochalsh a Inverness o en sentido contrario, un viaje en la línea de ferrocarril de Kyle es una experiencia simplemente inolvidable. Desde la ventanilla podrás contemplar imponentes montañas de cimas afiladas, vastas y densas extensiones de bosques, agrestes colinas y lagos centelleantes. ¡ Recomendamos que te relajes y disfrutes del viaje!

Transporte

Autobús A pie

Días

1

Millas

93

Ruta

Siga la línea de ferrocarril de Kyle, que sale de Kyle of Lochalsh y cruza Wester Ross hasta Inverness.

Destacado

Preciosos pueblos de las Highlands, paisajes de montaña, tranquilos lochs, bellos jardines, atracciones urbanas y música tradicional.

Áreas recorridas

Noroeste

Día 1

resumen

Si comienzas en Kyle of Lochalsh, pronto llegarás a tu primera parada en el precioso pueblo de Plockton. De vuelta en el tren, es hora de sumergirte en los bellos paisajes, como el imponente pico Torridon, el bosque de Achnashellach, la cima del Ben Wyvis y los pequeños lochs de Achanalt y a' Chuilinn, así como las verdes tierras de labranza que se encuentran justo antes de llegar a Inverness, la ciudad conocida como la capital de las Highlands.

Plockton, Highlands

Plockton

Desde la estación de tren es solo un paseo de unos diez minutos hasta el centro de la ciudad. Situada en la recogida bahía de Loch Carron, Plockton es una imagen de postal. Durante los meses de verano puedes hacer una excursión en barco por el loch de mar y descubrir una enorme variedad de interesante fauna, desde esquivas nutrias a elegantes garzas. ¡Y si no consigues ver focas te devuelven el dinero!

Después, o en su lugar, puedes dar un paseo. La posibilidad de explorar el litoral de este pueblo, con sus bellas orillas de arena blanca, es una verdadera tentación. Un paseo hasta la bahía conocida como playa de Coral (Coral Beach) es una actividad que merece la pena para cualquiera que desee estirar las piernas y disfrutar de la fresca brisa marina.

Los Jardines de Attadale

Si tu horario lo permite, considera una parada en Attadale para visitar sus jardines. La propiedad de Attadale abre sus puertas al público entre Semana Santa y octubre, periodo en el que pueden explorarse hectáreas de espectacular vegetación y flora. Deambula entre sus jardines acuáticos, descubre esculturas escondidas al aire libre, admira el gigantesco reloj de sol de más de 10,5 metros de altura y recorre el paseo de rododendros para contemplar el impresionante colorido de estos arbustos en flor. ¡Es un paraíso para los aficionados a la jardinería!

Inverness

Tanto si es de día como de noche, siempre es agradable pasear por las orillas del río Ness, y explorar las islas Ness, una serie de pequeñas islas cubiertas de árboles conectadas entre ellas por pasarelas. Si tienes unas horas que ocupar durante el día, puedes visitar el Jardín Botánico de Inverness o el Museo y Galería de Arte de Inverness, dos de las fantásticas atracciones de la ciudad.

Por la noche podrás asistir a alguna actuación de música tradicional y folk en vivo en pubs como Hootanannay o Gellions Bar mientras degustas un vaso de tu bebida favorita (¡como whisky por supuesto!) y sigues el ritmo de la melodía con el pie. Puedes también echar un vistazo a los eventos que se celebran en los locales de arte y música de la ciudad, como Ironworks y el teatro Eden Court.

¿Quieres saber cuál podría ser el siguiente paso de tu aventura? Puedes tomar la línea de ferrocarril de Far North para visitar el norte de Escocia, o incluso dejar tierra firme para aventurarte a las islas Orcadas. O planea una excursión para explorar el Lago Ness.