Consejos de viaje durante el coronavirus (COVID-19). Consulta la información más reciente sobre los viajes y las medidas de seguridad aplicadas por las empresas durante el COVID-19.

Outdoors

Viaje en tren por la costa oeste

Preciosos panoramas. Un asiento cómodo. No hace falta conducir. Así es: viajar en tren es una de las mejores formas de ver los increíbles paisajes de Escocia. Con el abono de viaje Spirit of Scotland Travelpass podrás viajar por toda Escocia con toda libertad y facilidad.

Comienza tu aventura en Glasgow y recorre la costa suroeste pasando junto a impecables campos de golf, espectaculares playas y los paisajes que inspiraron a Robert Burns. Este abono de viaje ilimitado te ofrece la mayor flexibilidad; puedes subir y bajar en cualquier parada que desees. Incluso puedes incluir una pequeña excursión a la Isla de Arran en tu viaje.

¿Por qué no alargas tu visita hasta cuatro días para poder detenerte a disfrutar de algunas de sus increíbles vistas y atracciones, y disfrutar de las muchas actividades que ofrece la isla?

Transporte

Ferry Autobús A pie

Días

4

Millas

92

Ruta

Glasgow, Paisley, Irvine, Isla de Arran, Troon, Ayr, Alloway, Stranraer

Destacado

La Milla del Estilo de Glasgow, Paisley, Isla de Arran, Castillo de Brodick, Castillo de Culzean, Museo del Lugar de Nacimiento de Robert Burns, Royal Troon, Jardines del Castillo de Kennedy

Áreas recorridas

El centro de la ciudad de Glasgow, Ayrshire y Arran, Dumfries y Galloway

Día 1

resumen

Glasgow y Paisley

El viaje se inicia en la Estación Central de Glasgow y después se dirige hacia el oeste hasta la artística ciudad de Paisley, famosa por fabricar el distintivo diseño de Cachemir o Paisley. Antes de subir al tren, pasa un rato en la distinguida ciudad de Glasgow.

Puedes coger el City Sightseeing Bus (con descuentos para los que dispongan del Travelpass), que te mostrará las principales atracciones y monumentos de la ciudad.

Paisley Abbey, Paisley

La Milla del Estilo de Glasgow

Pasea por las áreas comerciales más famosas de Glasgow y date algún que otro capricho mientras te relajas comprando. Encuentra todas tus cadenas de tiendas favoritas, así como boutiques de diseño. El barrio comercial está también salpicado de deliciosos restaurantes, bares de moda para relajarte tomando un cocktail y encantadores salones de té para reponerte con un una taza de esta bebida acompañada de un delicioso pastel.

The Lighthouse

Podrás admirar los diseños de Charles Rennie Mackintosh por todo Glasgow. The Lighthouse, en Mitchell Lane, es uno de los primeros edificios de Mackintosh y originalmente fue diseñado como las oficinas del periódico Glasgow Herald. Ahora alberga el Centro de Diseño y Arquitectura de Escocia. Está solo a un corto paseo de la Estación Central de Glasgow, así que puedes entrar para echar un vistazo antes de empezar tu viaje.

La Abadía de Paisley

Emprende el corto viaje desde la Estación Central de Glasgow hasta Paisley, una ciudad con una rica historia y bellísimos edificios. Se cree que la impresionante abadía de la ciudad se remonta al siglo XII. La ciudad es también conocida por sus telas, especialmente el diseño de Cachemir (también llamado Paisley).

Día 2

resumen

Irvine y la Isla de Arran

Sube de nuevo al tren. ¡No te arrepentirás! Muy pronto te encontrarás atravesando maravillosas ciudades costeras. En Irvine, puedes cambiar tren para dirigirte a Ardrossan, donde es posible coger el ferry hasta la isla de Arran. Pasa el día explorando una de las más increíbles islas de Escocia, con su impresionante castillo, terrenos montañosos y deliciosa gastronomía. ¡Arran lo tiene todo!

North Goatfell, Isle of Arran © Fotolia - David Woods

Irvine

Disfruta de la brisa marina de esta pequeña e histórica ciudad mercado, que fue uno de los lugares preferidos de Robert Burns. Descubre cosas sobre el patrimonio marítimo de la ciudad en el Museo Marítimo Escocés, o haz una parada para tomar un bocado en el Ship Inn. Desde ahí puedes coger el tren hasta Ardrossan.

El Castillo de Brodick y Goatfell

Desde Ardrossan, el ferry va hasta Brodick, donde podrás explorar un bello castillo y jardines que se erige sobre el imponente pico de Goatfell. El castillo tiene vistas sobre el estuario de Clyde y la bahía de Brodick. Aprende todo lo que hay que saber sobre la historia de esta magnífica fortaleza y explora sus terrenos y bosques. El interior del castillo es verdaderamente excepcional, con sus bellos muebles y su elegante decoración.

Island Cheese Company

Arran es realmente famoso por sus deliciosos productos locales, especialmente su cremoso queso. En esta tienda de productos agrícolas puedes ver cómo se elabora el queso utilizando leche de tres productores de la zona. Compra varios deliciosos quesos antes de dejar la isla, o una selección para hacer un pícnic en la zona.

Día 3

resumen

Troon

Recorre el camino de regreso hacia la costa escocesa donde podrás retomar la ruta de tren hacia Troon. Haz una parada para explorar esta bulliciosa ciudad costera con vistas a Ailsa Craig y Arran, que es un verdadero paraíso tanto para los aficionados al golf como a la vela.

Troon Yacht Haven © Ayrshire & Arran Tourism Team

El Club de Golf de Royal Troon

Troon cuenta con siete campos de golf en la ciudad y sus alrededores, y uno de los más famosos es el Royal Troon, con una ubicación espectacular.

La playa de Troon

Da un paseo por la explanada de la playa de Troon, donde podrás tomar un típico fish and chips (pescado rebozado con patatas fritas) o un helado mientras contemplas el mar. El Troon Yacht Haven se encuentra muy cerca, y ofrece excelentes instalaciones para los visitantes que vengan en yate.

Día 4

resumen

Ayr y Stranraer

La última parte de la ruta se adentra hacia el sur, atravesando la ciudad de Ayr, donde puedes explorar el área que ejerció tanta influencia sobre las primeras obras de Robert Burns, o disfrutar de un día en las carreras de caballos. Sigue hacia el sur y pasarás por el magnífico Castillo de Culzean, y si coges el tren hasta Stranraer, no te olvides de mirar por la ventana cuando pases por Girvan para contemplar las bellísimas vistas de Ailsa Craig.

Robert Burns Birthplace Museum, Alloway

El hipódromo de Ayr

Ayr es otra encantadora localidad costera con montones de tiendas y lugares donde tomar algo de comer. Si te apetece algo de emoción ¿por qué no asistes a unas carreras de caballos? Este hipódromo abrió en 1907, aunque la tradición de las carreras en Ayr se remonta a mucho más atrás.

El Museo del Lugar de Nacimiento de Robert Burns

Alloway, un pequeño barrio del extrarradio a solo 4 kilómetros de Ayr, es el lugar de nacimiento de Robert Burns y ahora alberga el fascinante Museo del Lugar de Nacimiento de Robert Burns, donde es posible admirar la obra original del poeta y sus pertenencias personales.

Tras visitar el museo, explora otros lugares de Alloway relacionados con la memoria de «Rabbie», como el puente Brig o' Doon o la Alloway's Auld Kirk (la «vieja iglesia de Alloway»).

El Castillo de Culzean

Apéate del tren en Maybole para admirar otro increíble castillo. El Castillo de Culzean, con su posición elevada sobre los acantilados del estuario de Clyde, sus interiores ricamente decorados y sus vastos terrenos, transmite una innegable impresión de grandeza. Ha estado asociado con la familia Kennedy desde el siglo XIV y fue remodelado por el famoso arquitecto escocés Robert Adam en la década de 1770.

Stranraer

Sigue en el tren hasta llegar a Stranraer, donde puedes aprovechar la oportunidad para explorar esta encantadora parte de Dumfries y Galloway. Aquí te encuentras en la antesala de la bellísima península de Rhins of Galloway y a solo 4,8 kilómetros del tranquilo refugio de los Jardines y Castillo de Kennedy.

Aunque tu aventura ferroviaria termine aquí, ¿por qué no aprovechas la oportunidad para explorar más del suroeste de Escocia?