Inglaterra tiene la rosa, Gales el narciso, Irlanda el trébol y Escocia... un cardo.

Después del tartán, la tela escocesa, nada identifica a Escocia de una forma tan clara como esta humilde y espinosa planta. ¿Pero cuál es el origen de este símbolo del que toda una nación se siente tan orgullosa?

Detalle de cardo, Orcadas

Nemo me impune lacessit
(nadie me ataca impunemente)

Lema en latín de la Orden del Cardo

Cinco datos

1. Orígenes misteriosos

En realidad, nadie sabe con seguridad cómo el cardo de flor violeta llegó a adquirir tanta importancia. Una leyenda sostiene que un grupo de guerreros escoceses que se encontraba durmiendo se salvó de ser atacado por un ejército de invasores nórdicos cuando uno de estos pisó la espinosa planta.
Su grito de dolor despertó a los adormilados guerreros que derrotaron debidamente a los invasores y adoptaron el cardo como símbolo nacional.

Por supuesto, no hay ni un solo dato histórico que respalde esta versión, pero no deja de ser una historia entretenida.

2. Hay más de uno

En Escocia crecen no solo una variedad de cardo, sino varias, algunos nativos de aquí pero otros más exóticos, y nadie sabe ciencia cierta cuál de ellos constituye el verdadero símbolo del país. ¿Es el cardo negro o el cardo asinino? ¿O puede que sea el poético «cardo de la melancolía» o quizás el cardo mariano? ¿Y qué hay del cardo borriquero?

¿Cuál será? ¡Cualquiera lo sabe!

Cardos, Mertoun House

3. Es motivo de inspiración poética

Olvídese de Una rosa roja, roja la romántica oda al amor de Rabbie Burns. El cardo ha inspirado uno de los poemas más bellos del canon literario escocés y que más influencia ha ejercido en otras obras, Un borracho observa el cardo de Hugh MacDiarmid, un poema épico escrito en forma de flujo de conciencia que toca todo tipo de temas, desde el estado de la nación y los misterios del universo hasta la maravillosa felicidad que proporciona el whisky.

En breve, es lectura obligada para cualquiera que esté planeando un viaje a Escocia.

4. Un distintivo de honor

El cardo constituye un importante símbolo de la heráldica escocesa desde hace más de 500 años. También representa uno de los más grandes honores que este país puede otorgarle a una persona. Fundada por Jaime III en 1687, la Antiquísima y Muy Nobilísima Orden del Cardo en una orden de caballería que se concede a aquellos individuos que han realizado una contribución significativa a la vida de la nación escocesa y a la del Reino Unido en general. Su Majestad la Reina es la única que puede investir a los miembros de la Orden del Cardo, que es solo segunda en importancia a la Nobilísima Orden de la Jarretera.

5. ¡Está por todas partes!

Los cardos no solo pueden encontrarse en jardines, parques y en el campo. Si se fija bien, verá aparecer la insignia en todos los rincones de Escocia, desde la camiseta del equipo internacional de rugby escocés y de equipos de fútbol hasta negocios particulares y grandes organizaciones y corporaciones, e incluso en el uniforme de los policías.

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra nueva declaración de privacidad y cookies.