Acampar… No es para todos. ¿Le parece espantosa la idea de terrenos desiguales, animales “salvajes”, tiendas empapadas y ruidos misteriosos en plena noche? No tenga miedo, pues hay una forma verdaderamente cómoda de disfrutar de las zonas al aire libre sin tener que sufrir el estrés de la vida en la naturaleza. ¡Se llama “glamping”!

¿Qué es el “glamping”?

Este fenómeno está marcando tendencia últimamente en los viajes por su combinación de un poco de glamour y lujo con la tradicional acampada. Por lo tanto, se adentrará en las profundidades de lo salvaje, aunque su alojamiento le proveerá de enchufes para el secador, reproductores de música, una cama en condiciones, una televisión y un frigorífico para hacer que su estancia   sea mucho más cómoda.

El “glamping” puede darse de muchas maneras, entre ellas: cabañas, “wigwams”, cabañas en los árboles, tipis y yurtas. El lugar en el que se quede puede variar desde lo básico y cómodo hasta lo excelso y lujoso.

Instalaciones de excepción con impresionantes vistas escocesas

Si uno busca en lo más alto de la lista, irse de “glamping” puede incluir algunos de los siguientes elementos:

  • Jacuzzi
  • Camas cómodas y decoración rústica acogedora
  • Sauna
  • Estufa de leña
  • Calefacción bajo el suelo

Puede ir de “glamping” en plenos bosques escoceses, en las bonitas orillas de uno de sus impresionantes lagos o, también, en varios enclaves litorales o rurales. Este tipo de salida vacacional le acercará mucho más a la acción gracias la amplia oferta de actividades, rutas y paseos en bici que se realizarán cerca de su alojamiento.