Consejos de viaje durante el coronavirus (COVID-19). Consulta la información más reciente, además de los negocios abiertos y seguros durante el Covid.

El Blog

9 ideas para disfrutar de las perfectas vacaciones de invierno en las Highlands

Deja atrás la tristeza del invierno y descubre tu paraíso invernal en las Highlands. La temporada de invierno en las Highlands es verdaderamente espectacular. Montañas cubiertas de nieve, lagos congelados, bosques nevados y ciudades repletas de luces navideñas añaden ese toque mágico.

Despeja tu mente y disfruta de las mañanas frías y heladas paseando por la tranquilidad de los valles y colinas, hogar de las águilas y ciervos entre mucha otra fauna. O mantente activo con inolvidables aventuras invernales, desde esquí y ciclismo de montaña a excursiones en trineos de perros y piragüismo.

Por la noche, acurrúcate junto al fuego y disfruta de una deliciosa comida local acompañada de un vaso de whisky, y admira las espectaculares puestas de sol invernales – ¡puede que hasta puedas ver las auroras boreales!

Tanto si puedes visitar Escocia este año como si estás soñando con tu próxima escapada, aquí tienes algunas ideas para disfrutar de las perfectas vacaciones de invierno en las Highlands.

 1. Esquía a través de las montañas

Las Highlands son un imán para los amantes de la nieve. Con dos de las mejores estaciones de deportes de invierno de Escocia, Lochaber es sin duda la capital de los deportes al aire libre del Reino Unido. Visita el centro de esquí más antiguo de Escocia en Glencoe Mountain y disfruta de un paisaje invernal desde sus pistas. Podrás disfrutar de emocionantes deportes de invierno y practicar tus destrezas de esquí y snowboard en sus 200 hectáreas, además de los impresionantes paisajes desde sus más de 20 pistas y 8 telesillas. Es también un gran lugar para los entusiastas de los deportes de invierno, ya que aquí se encuentran las laderas más largas y empinadas de Escocia.

Si buscas aventuras más tranquilas, ¿por qué no pruebas las raquetas de nieve o el esquí de travesía en el Parque Nacional Cairngorms? Puedes reservar una visita guiada y explorar los impresionantes paisajes nevados a pie.

2. Contempla los maravillosos cielos nocturnos

La diversión en las Highlands no termina al anochecer. Al atardecer, podrás disfrutar de espectaculares puestas de sol En la Bahía de Sanna, en Ardnamurchan, o desde el Mirador de Suidhe cerca del Lago Ness. En las noches de invierno, los cielos se iluminan con millones de estrellas, ¡puedes incluso ver la Vía Láctea sin un telescopio!

El Parque de Cielo Oscuro de Tomintoul & Glenlivet Cairngorms es el más septentrional del mundo y el más oscuro del Reino Unido. En la isla de Skye también puedes descubrir las maravillas celestiales. ¡Puede que hasta veas las auroras boreales!

Disfruta de la luna llena desde el hermoso Glen Nevis en Lochaber, el primer lugar nominado Lugar de Descubrimiento de los Cielos Oscuros, o contempla la Vía Láctea desde Abriachan, cerca del Lago Ness.

Descubre más lugares para observar las estrellas en las Highlands y echa un vistazo a la astronomía de la zona para recibir la información más actualizada.

3. Despeja tu mente dando un paseo invernal

Glen Affric, often described as ‘the most beautiful Glen in Scotland’, near Inverness

Glen Affric suele ser descrito como “el valle más bonito de Escocia”, cerca de Inverness.

Respira el aire fresco invernal mientras te pierdes por los valles y tramos costeros de las Highlands. Da un tranquilo paseo matutino por los senderos geográficos de Glen Roy en el Geoparque de Lochaber, o descubre los antiguos secretos del Geoparque North West Highlands de la UNESCO en Knockan Crag, con algunas de las rocas más antiguas de Europa.

Explora los mágicos bosques caledonios cubiertos de nieve en el Parque Nacional Cairngorms o en el remoto Affric Kintail Way, una magnífica ruta campo a través que se extiende desde Drumnadrochit, en el Lago Ness, a Morvich en Kintail.

Vive los mares salvajes del norte a lo largo de la dramática costa de Caithness. Aquí podrás ver espectaculares cuevas y pilares marinos, faros, antiguos castillos y puertos pintorescos. Para disfrutar de paisajes inolvidables, haz la ruta costera hasta llegar a las llamadas Singing Sands, playas de Moidart, con vistas a las preciosas Small Isles de Eigg y Rum, o descubre el pueblo perdido de Hallaig en la isla de Raasay, un lugar impresionante celebrado por el poeta Sorley MacLean.

4. Prepárate para disfrutar de inolvidables aventuras invernales

Piragüismo cerca del Lago Ness

Súbete a tu bici y recorre el Sendero de 360° del Lago Ness, una ruta para senderistas, ciclistas y corredores que recorre el Lago Ness. También puedes probar la emocionante aventura que son los trineos de perros. Si prefieres las aventuras acuáticas, prueba a hacer piragüismo durante el invierno. Rema a lo largo del helado Canal de Caledonia en el  Great Glen Canoe Trail, cerca de Inverness, con la compañía In Your Element o prueba un kayak en los brillantes lagos de Assynt con Kayak Summer Isles.

Durante el invierno, anímate a hacer montañismo con un guía experto en las espectaculares montañas de Torridon, o acércate al Centro Nacional de Escalada en Hielo o el Ice Factor cerca de Glencoe, ¡que alberga la pared de escalada en hielo más grande del mundo!

Para mantenerte en forma, también puedes visitar el Parque Nacional Cairngorms, el más grande del Reino Unido. Si quieres pasar un gran día en familia, acércate a la Finca de Glenlivet, donde podrás disfrutar de todo tipo de actividades, desde senderismo, ciclismo de montaña, hípica, pesca, esquí e incluso safaris de animales.

5. Descubre la fauna que habita esta región en invierno

Las Highlands en invierno son ideales para disfrutar de la fauna. Si quieres tener la oportunidad de sacar una foto genial, acércate a las icónicas vacas de las Tierras Altas rodeadas de paisajes invernales.

Contempla a los majestuosos ciervos rojos desde las colinas que rodean Glen Affric cerca de Inverness, o a las traviesas ardillas rojas que esconden frutos secos en el refugio para la fauna de Garbh Eilean, a orillas del Lago Sunart, en Ardnamurchan. Intenta divisar a las peludas crías de foca gris tomando sol en la costa de Caithness, o a las escurridizas nutrias en la bahía de Spey, en Moray Speyside. La temporada invernal también es perfecta para ver a las águilas reales sobrevolar los resplandecientes lagos de Assynt, o las impresionantes águilas de cola blanca en Lochaber.

En el Parque Nacional Cairngorms, estate atento a los urogallos que habitan los nevados pinares caledonios. Mantén los ojos bien abiertos para no perderte a las liebres de montaña, que cada invierno cambian su pelaje a un color blanco puro, o a los escribanos nivales, también conocidos como “copos de nieve”. Para disfrutar de toda una experiencia navideña, ¡visita a los renos de Papá Noel en el Centro de Renos de los Cairngorms!

6. Asómbrate ante los castillos cubiertos de nieve y antiguos misterios

Los cuarteles de Ruthven, cerca de Kingussie, Parque Nacional Cairngorms

Retrocede en el tiempo para explorar una tierra repleta de castillos, clanes y misterios este invierno. Aunque muchos de los edificios y atracciones históricas están cerrados en invierno, hay muchas joyas ocultas por descubrir.

Un manto blanco de nieve añade un toque de romance y misterio a los muchos castillos y edificios históricos de las Highlands. Visita el evocador Castillo de Tioram en Lochaber, el misterioso Castillo de Urquhart en el Lago Ness o la impresionante Catedral de Elgin, también conocida como la “Linterna del Norte” en Moray Speyside.

En las North Highlands (Tierras Altas del Norte), descubre los misterios de los pictos y vikingos en Caithness, con menhires, cuevas sepulcrales, castillos y más de 300 brochs (torres construidas en piedra seca de la Edad de Hierro). El Sendero del Patrimonio de Dunbeath es espectacular en invierno, con sus brochs, antiguas capillas, círculos de cabañas y espectaculares paisajes invernales del helado río Strath.

Cerca de Inverness, explora los fascinantes lugares de entierro de Clava Cairns, de 5000 años de antigüedad, para aprender acerca de la historia de la última batalla librada en suelo británico, la espeluznante Batalla de Culloden, o los cuarteles de Ruthven cerca de Kingussie, construidos para prevenir los levantamientos jacobitas.

7. Acurrúcate frente a la chimenea en un alojamiento de lujo

Después de pasar un día rodeado de nieve, querrás acurrucarte frente a la chimenea con un buen libro, un chocolate caliente o un vaso de whisky, o quién sabe, quizás relajarte en un jacuzzi. Las Highlands ofrecen alojamiento muy acogedor durante el invierno.

Disfruta del lujo con una escapada a la ciudad en el Hotel Ness Walk, a orillas del río Ness en Inverness. Admira el impresionante paisaje invernal desde tu acogedora cabaña de madera en Eagle Brae, situada en un entorno de cuento de hadas cerca de Beauly, o disfruta de una casa antigua y elegante alojándote en Highland Escape, a orillas del Lago Ness. Si lo que buscas es una escapada para relajarte, visita el Macdonald Aviemore Resort en el Parque Nacional Cairngorms, con una enorme piscina interior, una tienda de lujo y varios tratamientos de belleza.

Siéntete como en casa en el Hotel Kingshouse Glencoe, en Lochaber, con terrazas privadas para disfrutar de las increíbles vistas de este famoso valle. Date el capricho y visita el romántico alojamiento con jacuzzi RiverBeds Luxury Lodges, muy cerca en Ballachulish. En las Tierras Altas Occidentales puedes alojarte en la Finca Ardtornish cerca de lochaline, o disfrutar de tu propia aventura privada en la impresionante isla de Eilean Shona.

En el Armadale Castle Lodges, en la isla de Skye, te tratarán a cuerpo de rey. Este alojamiento está rodeado de impresionantes paisajes montañosos y marítimos. Más al norte, en las hermosas Tierras Altas del noroeste, podrás relajarte en el lujoso refugio The Torridon o en el hotel Kylesku, con habitaciones de estilo boutique, modernos sistemas de confort y un delicioso desayuno escocés.

8. Hazte una idea del sabor de las Highlands

¡Apoya a los negocios locales! Prueba las delicias culinarias para hacerte una idea del verdadero sabor de las Highlands.

Disfruta de una buena comida en la capital de las Tierras Altas, Inverness, en el restaurante Highland Lassie’s Oakwood, o date el capricho y prueba uno de los dulces en Corner on the Square en Beauly, el restaurante, An Talla en el Lago Ness, o en el Coffee Bothy at the Smiddy en Contin.

Prueba las jugosas vieiras en el Ceilidh Place en Ullapool o los langostinos frescos en el restaurante con estrella Michelin Loch Bay, situado en su precioso paseo marítimo de Stein on Skye. Más al este, puedes disfrutar de un cordero a la menta en el Courtroom en Dornoch o las sabrosas hamburguesas de venado en Bijou by the Sea en Buckie.

Escapa del frío invernal con un vaso de whisky de la destilería de Ben Nevis en Lochaber, o prueba un sorbo de ginebra en la destilería de Dunnet Bay en Caithness. También puedes probar una de las cervezas locales de la galardonada cervecería Cairngorm.

9. Cárgate de regalos

Apoya a los negocios de las Highlands y compra productos locales este invierno. Tanto si estás de paso por la zona o prefieres hacer un pedido online, seguro que encuentras algo muy bonito para tus familiares y amigos.

Inverness es sin duda la capital de las compras de las Highlands. Visita el famoso mercado victoriano si lo que buscas son artesanías hechas a mano, o el Centro Comercial Eastgate para hacer compras en las tiendas más populares. No te pierdas la Feria de Artesanía Navideña Eden, con productos escoceses, desde ropa y joyas de tweed hasta artesanía y cerámica.

También hay muchas tiendas independientes tipo boutique, galerías y talleres de artesanía en toda la región. ¿Por qué no te animas a comprar una taza o plato de cerámica en Lochinver, arte contemporáneo en los Resipole Studios en Strontian o regalos navideños personalizados en Old School Beauly cerca de Inverness?

En la isla de Skye puedes explorar el Sendero de Arte de Skye y comprar obras de arte únicas como recuerdo. Ejemplo de ello son los suaves productos de piel de oveja de Skyeskyns o las increíbles bufandas de tweed de Skye Weavers.

¡Descubre tu paraíso invernal en las Highlands!

 

Comentarios