Imagíneselo. Unos días de vacaciones sin el temor constante a gastar demasiado. ¿Piensa que es un sueño imposible? Si va a Escocia no lo es. Se sorprenderá de la cantidad de actividades con las que se puede llenar el día sin vaciar el bolsillo.

Para empezar, los impresionantes panoramas escoceses no tienen precio, ¡en ninguno de los sentidos! Recorra estos espectaculares paisajes del interior y de la costa y encontrará románticos castillos y ruinas llenas de misterio que le dejarán sin aliento y no le arruinarán.

O explore magníficos museos y galerías de arte, visite inigualables destilerías y descubra bellos jardines. Y además contamos con una amplia oferta de alojamientos a precios muy razonables, desde hostales de ambiente cordial hasta hoteles económicos y campings con excelentes prestaciones.

Disfrute de unas vacaciones que no le dejarán en números rojos.