Consejos de viaje durante el coronavirus (COVID-19). Consulta la información más reciente sobre los viajes y las medidas de seguridad aplicadas por las empresas durante el COVID-19.

West Highland Line, Glenfinnan

Outdoors

Itinerario de la línea West Highland

¡Siéntate a disfrutar del viaje! Viajar en tren es una gran forma de poder apreciar la belleza de Escocia, especialmente si piensas utilizar la línea West Highland, aclamada como uno de los mejores viajes en tren del mundo.

Si utilizas el abono de viaje Spirit of Scotland Travelpass, puedes empezar en Glasgow y empaparte de las vistas y sonidos de la ciudad escocesa de mayor tamaño antes de dirigirte en tren hacia el oeste, hasta Oban. Desde ahí, te vas a Fort William para luego iniciar la etapa final del viaje hasta el puerto pesquero de Mallaig. Los lugares que aparecen mencionados han sido recomendados por el personal de nuestra red del Centro de Información de VisitScotland.

Este viaje puede convertirse en el principio de una gran aventura. Viaja de isla en isla: desde Mallaig puedes ir en barco hasta la isla de Skye, la de mayor tamaño de las Hébridas Interiores, o al archipiélago de Small Isles (islas pequeñas), principalmente las islas de Muck, Eigg, Rum y Canna. ¡Hay tantas posibilidades!

Transporte

Autobús

Días

4

Millas

200

Ruta

Desde Glasgow a Oban en tren, luego desde Oban a Fort William en autobús. La última etapa de la línea West Highland hasta Mallaig.

Destacado

Museos fascinantes, un viaje en ferry hasta una isla, una telecabina de montaña, bellos paisajes de las Highlands

Áreas recorridas

Oeste

Día 1

resumen

Glasgow

Con sus magníficas conexiones de transporte con el resto de Escocia, el Reino Unido e incluso el resto del mundo, Glasgow es el punto de partida ideal. La idea de subirte inmediatamente al tren y dirigirte a las Highlands occidentales es tentadora... ¡pero te perderías todas las maravillas de Glasgow! Tómate un día para ver algunos de los lugares más destacados de esta ciudad antes de emprender tu aventura ferroviaria. Considera tomar el autobús turístico City Sightseeing Bus, que une todas estas atracciones.

Glasgow © Kenny Lam

El Museo Riverside

El Museo Riverside no es solo una de las obras arquitectónicas más interesantes de Escocia, sino que, además, como Museo del Transporte de Glasgow, ofrece una perspectiva única del pasado de la ciudad a través de cientos de coches, bicicletas, locomotoras, tranvías, modelos de barcos y mucho más. Súbete al Glenlee, el imponente "Tall Ship" (velero de mástiles altos) construido a finales del siglo XIX para el transporte de mercancías y que, durante la mayor parte de su tiempo en activo, desde 1922 a 1981, fue utilizado por la Armada española como un buque escuela con el nombre de Galatea.

El Museo y Galería de Arte de Kelvingrove

Situada en el West End de Glasgow, esta galería y colección de arte contiene una enorme variedad de objetos fascinantes. Dirígete al interior de este bello edificio de piedra arenisca rosada y contempla muestras del mundo natural, armas y armaduras, magníficas obras de arte, artefactos de sociedades antiguas y mucho más. Puede que veas a Sir Roger, ¡un elefante asiático recién restaurado!

La Fábrica de cerveza Tennents Wellpark

¿Te ha entrado sed? Date tiempo suficiente para hacer un tour por distintas fábricas de cerveza. El autobús turístico te llevará cerca de la fábrica de cerveza Tennents Caledonian Brewery, donde se elabora la famosa cerveza "lager" Tennents. Reserva una visita guiada y descubre los secretos de su elaboración. O si te apetece incluir otra atracción más, quédate en el autobús y bájate en el People's Palace. ¡Y después también podrás disfrutar de una refrescante cerveza en la fábrica de cerveza WEST Brewery!

El People's Palace y los Jardines de Invierno

No es ningún secreto que la gente de Glasgow es quizás la mayor riqueza de la que goza la ciudad, y en el People's Palace (el Palacio del Pueblo) podrás aprender cosas sobre algunos excepcionales personajes a la vez que descubres la fascinante historia social de Glasgow. Puedes admirar también la imponente Fuente de Doulton, que se erige en el cercano parque Glasgow Green, o disfrutar de un momento tranquilo perdido en la frondosidad de los Jardines de Invierno.

Déjate caer por algún concierto en la Ciudad de la Música de la UNESCO

¡Sería criminal pasar tiempo en Glasgow sin comprobar personalmente el legendario ambiente musical de la ciudad! En su calidad de Ciudad de la Música de la UNESCO, Glasgow atrae una enorme variedad de talentos, desde superestrellas internacionales hasta nuevos grupos que se anticipan como futuros grandes éxitos. Con docenas de salas de música repartidas por toda la ciudad, seguro que encontrarás algo para satisfacer cualquier gusto musical. Ve qué eventos hay en cartelera, o también puedes pasarte por King Tut's Wah Wah Hut, uno de los pequeños locales más emblemáticos de Glasgow.

Día 2

resumen

Oban

Coge un tren de la línea West Highland hasta Oban a primera hora de la mañana, y da inicio a un viaje que revelará los fantásticos contrastes geográficos de Escocia. Por el camino recorrerás el curso del río Clyde, atravesarás el Parque Nacional del Lago Lomond y los Trossachs y pasarás por los valles y colinas de Argyll, para finalmente terminar en esta alegre ciudad costera, donde se encuentra el final de la línea.

Tobermory

¿Te apetece una aventura isleña? Si dispones del tiempo suficiente, puedes incluir una excursión a la bella capital isleña de Tobermory, en la isla de Mull. La terminal de ferry está cerca de la estación, y desde ella parten servicios regulares entre Oban y Craignure. Un autobús local, con un trayecto de unos 50 minutos, conecta con un número de ferries. Recorre la bahía, visita los museos y las tiendas locales y degusta marisco fresco en alguno de los restaurantes de la zona. ¡No te olvides la cámara! ¡Tobermory es de lo más fotogénico!

La Torre de McCaig

La costa oeste es famosa por sus espectaculares puestas de sol, y si tienes la suerte de contemplar una, intenta admirarla desde la Torre de McCaig, cuya forma recuerda a la de un coliseo. Incluso si no es una tarde muy bonita, merece la pena subir la colina dando un paseo para ver esta joya arquitectónica. Desde su mirador las vistas se extienden sobre el centro de la ciudad y hacia las islas vecinas. Regresa paseando tranquilamente hasta el centro y explora los acogedores pubs y restaurantes.

Día 3

resumen

Fort William

En vez de volver a recorrer el mismo tramo que ya has realizado en tren, (la línea de West Highland va desde Glasgow a Crianlarich, donde la línea se divide, con un ramal que llega hasta Oban y otro hasta Mallaig, vía Fort William) puedes utilizar el abono de viaje Spirit of Scotland Travelpass para coger un autobús de Citylink que vaya directamente desde Oban a Fort William. Esta ciudad de las Tierras Altas descansa a la sombra del imponente Ben Nevis, la montaña más alta del Reino Unido.

Ben Nevis, Fort William

Nevis Range

Si quieres entender de verdad por qué Fort William es conocida como la "Capital de las actividades al aire libre", coge el servicio de autobús número 41 de la compañía Stagecoach hasta el centro Nevis Range. Viaja en el teleférico de montaña hasta la vertiente norte de Aonach Mor, a sólo dos picos de distancia del Ben Nevis, y disfruta de las espléndidas vistas panorámicas. El centro Nevis Range ofrece una enorme gama de actividades, como senderismo, ciclismo, ciclismo de montaña, cursos de arborismo y, para los más valientes, ¡parapente! Cada año, es también el escenario de la Copa Mundial de Ciclismo de Montaña.

El Museo de West Highland

Una vez de vuelta en la ciudad de Fort William, encamínate al Museo de West Highland. Contiene un verdadero tesoro de objetos que revelan información fascinante sobre el pasado. Puedes aprender más sobre los levantamientos Jacobitas y el legendario "Bonnie Prince Charlie", el príncipe Carlos Eduardo Estuardo: su chaleco se exhibe como parte de la exposición. Admira las armas que se piensa fueron utilizadas en el tristemente célebre asesinato de Appin, en 1752, y descubre cómo era la vida de las Highlands en siglos pasados.

Día 4

resumen

Mallaig

Sube al tren en Fort William y, a medida que el viaje progresa hacia Mallaig, disfruta de lo puede afirmarse es la sección más espectacular de la línea West Highland. Las vías de tren corren paralelas a la autovía A830, conocida afectuosamente por el nombre de "Road to the Isles" (la carretera a las islas). Las vistas desde el tren comprenden una mezcla de paisajes escarpados y litoral ondulado, y el tren atraviesa el impresionante viaducto de Glenfinnan, en la cabeza del Lago Shiel. Durante los meses de verano, el famoso tren de vapor Jacobite, que aparece en las películas de Harry Potter, recorre esta ruta también.

Glenfinnan Monument, Lochaber © Airborne Lens

El Centro del Patrimonio de Mallaig

Mallaig es un puerto pesquero, pequeño pero lleno de actividad que, en su día, fue el puerto más importante de Europa para la pesca de arenques. Puedes dejar pasar una hora tranquilamente viendo cómo los barcos y ferries entran y salen del puerto. Haz una visita al Centro del Patrimonio de Mallaig y descubre cosas sobre el entorno y la comunidad de pescadores. ¿Que al terminar tienes un poco de hambre? Pues dirígete a una cafetería y pide algún sabroso plato. Y si están en el menú y quieres probar algo verdaderamente delicioso, pide una "pinta" de gambas de la zona o de arenques ahumados de Mallaig.

¿Tren… o barco?

Esto puede ser el final de tu viaje por las Highlands occidentales ¡o puede ser el inicio de una increíble expedición que recorra las islas! Puedes coger el tren de vuelta a Glasgow y disfrutar del itinerario del tren en su totalidad y apreciar ampliamente el tramo que cruza el páramo de Rannoch Moor. O bien puedes subirte a un ferry hacia la isla de Skye y explorar sus hermosos paisajes, o si prefieres, embárcate en dirección a una de las Small Isles (pequeñas islas) para poder disfrutar de la lejanía de una comunidad isleña escocesa.