Vea más de cerca algunas de las especies más espectaculares de la fauna de Gran Bretaña. En Escocia podrá ver magníficos animales en todos sus hábitats, desde águilas planeando sobre los acantilados hasta gatos salvajes cazando en el bosque, ciervos machos erguidos en la montaña y ballenas asesinas atravesando las olas.

¿Qué especies poco comunes puedo ver en Escocia?

Gato salvaje escocés

Salga a explorar las zonas más remotas de la cordillera de Cairngorms y, con un poco de paciencia (y un poco de suerte), quizás hasta consiga ver algún gato salvaje escocés (en la imagen). Estos depredadores son una versión más feroz y más grande del gato común, con una cola más gruesa y mechones de pelo en las orejas. Pueden quedar tan pocos como 100 ejemplares en libertad.

Primer plano de un urogallo macho

Los senderistas a menudo se sorprenden cuando se encuentran con un urogallo en el bosque. Es un ave grande, del tamaño de un pavo, y el macho tiene un plumaje muy distintivo.

Esa carita tan traviesa que le mira desde un serbal puede que sea una marta. Estas criaturas tan veloces son poco comunes en el resto de Gran Bretaña, pero están bien asentadas en Escocia.

¿Dónde se pueden ver especies de aves poco comunes?

Si es usted muy aficionado a observar aves, sabrá que Escocia es un lugar sorprendente para ver especies bellas y poco comunes. Si no lo ha probado antes ¡éste es el lugar ideal para empezar!

Frailecillos sobre una roca en la Isla de May

Las Hébridas albergan a algunos personajes raros como la codorniz y el frailecillo (en la imagen) y en la Isla de Skye puede ver dos tipos de águila. Incluso podrá ver estas maravillas cubiertas de plumas cerca de las ciudades. Junto a la costa, cerca de Edimburgo, se encuentran la Isla de May y Bass Rock, que acogen a cientos de miles de aves marinas. David Attenborough considera a Bass Rock como 'una de las maravillas del mundo en cuanto a fauna se refiere'. Puede visitar ambas durante una excursión en barco.

¿En qué época tiene lugar la berrea de los ciervos?

Ciervo rojo macho

En Escocia podrá ver cuatro especies diferentes de ciervos salvajes: el corzo, el ciervo rojo (en la imagen), el ciervo sika (o ciervo japonés) y el gamo. El ciervo rojo es el de mayor tamaño y si visita a finales de septiembre y octubre, podrá presenciar la berrea, uno de los mayores espectáculos del reino animal. Para ganarse el derecho a copular con las hembras, los machos intercambian bramidos y se enfrentan, chocando las astas, en sangrientas luchas que dejan exhausto hasta al vencedor. Los machos pueden llegar a perder el 20 % de su peso con el esfuerzo. En Glenmore, cerca de Aviemore, puede ver la única manada de renos que habita en el Reino Unido durante cualquier época del año.

Los guías pueden llevarle a las reservas naturales de Beinn Eighe y Creag Meagaidh en Wester Ross y Laggan para observar la berrea.

¿Dónde puedo ver salmones saltando?

Cataratas de Black Linne, Hermitage

Cada año el salmón nada a contracorriente por los ríos escoceses y salta las estruendosas cataratas para regresar a su zona de desove. Es todo un espectáculo y un lugar excelente para verlo es el río Braan, en el Hermitage en Dunkeld. En este bosque junto al río también se encuentran los árboles más altos de Gran Bretaña. Uno de los abetos de Douglas mide más de 200 pies (61 metros) de altura. Otros lugares para poder ver salmones son las Cataratas de Shin en Sutherland, Philiphaugh, cerca de Selkirk, y la rampa de Pitlochry (Pitlochry fish ladder).

¿Se pueden ver también especies marinas?

¡Por supuesto que sí! Haga una excursión en barco por nuestras costas y esté atento por si consigue ver alguna de esas aletas dorsales rompiendo las olas. A los delfines les encanta Moray Firth, los tiburones peregrinos a menudo nadan alrededor de la isla de Coll y las orcas suelen dejarse ver por la costa de Caithness.

¿En qué época es mejor venir si tengo interés en ver la fauna?

En cualquier época. En cada estación, se 'pasa lista' a diferentes grupos, así que podrá conocer a nuevos personajes cada vez que venga a Escocia. Las aves llegan y se van y muchos animales se transforman. Cada invierno las liebres de monte cambian sus pieles marrones por otras blancas más lisas para camuflarse en la nieve.