El Blog

Cinco escalofriantes historias, mitos y leyendas escocesas

Escocia cuenta con una rica tradición en relatos de hechizos fantasmagóricos, monstruos y fenómenos sobrenaturales. Para mantenernos en consonancia con el espíritu de Halloween, nos gustaría compartir cinco de nuestras más espeluznantes y misteriosas historias que han aterrorizado y fascinado a los escoceses durante siglos…

El monstruo del lago Ness

EL MONSTRUO DEL LAGO NESS

¿Qué yace bajo la superficie del Lago Ness? Según la leyenda, una extraña criatura de apariencia similar a un dinosaurio nada en sus profundidades. No existen fotografías concluyentes de este ser, pero aun así, la leyenda de Nessie persiste.

Todos hemos visto las borrosas fotografías que supuestamente muestran a algún tipo de animal sin identificar que rompe la superficie del Lago Ness, muchas de las cuales han sido desmentidas como engaños. ¿Pero qué otra explicación puede haber de los innumerables e inquietantes testimonios, recogidos durante siglos, de personas que dicen haber visto al monstruo  El primero de estos testimonios se remonta al siglo VI, cuando el monje irlandés San Colombo, de camino a reunirse con el rey de los pictos, se cruzó con la feroz criatura en la orilla del lago. Colombo hizo la señal de la cruz y ordenó a la criatura a retornar al lugar de donde había venido. El monstruo milagrosamente obedeció y desapareció bajo las olas.

¿Vive realmente un monstruo en el Lago Ness hoy en día? Con una longitud de 37 kilómetros y 230 metros de profundidad, desde luego tendría agua más que suficiente en la que esconderse. Cuando observe la amplia extensión del lago desde la orilla o desde la cubierta de un barco, mantenga el ojo atento por si percibe extrañas olas y pequeñas marejadas que pueda haber dejado algún escurridizo aunque inmenso animal. Y si tiene mucha suerte, quizás pueda ver una corcova de un intenso color negro o un delgado cuello que se alza por encima de las olas.

El Callejón de Mary King

EL MISTERIOSO SUBMUNDO DE EDIMBURGO

Enterrado bajo la Old Town, la zona medieval de la ciudad de Edimburgo, yace un laberinto subterráneo de calles y recintos entre los que abundan los relatos de extraños fenómenos y apariciones fantasmagóricas, incluida la de un fantasma particular cuya triste fama es conocida en todo el mundo.

A medida que desciende a las sombrías profundidades del Callejón de Mary King, penetre en el mundo, ya desaparecido, del Edimburgo del siglo XVII. En un tiempo este fue un barrio al aire libre y lleno de bullicio, donde prósperos comerciantes vendían sus mercancías junto a los pobres y los desamparados. El crimen e incluso los asesinatos imperaban. Con el paso de los siglos, el callejón quedó gradualmente sumergido por los edificios que hoy se levantan la Milla Real. Pero no fue esto lo que selló su desaparición.

En 1645 una mortífera plaga se propagó como el fuego por la ciudad: la peste bubónica. La leyenda urbana dice que, en un intento desesperado por detener el contagio, se encerraron en criptas tapiadas a todos aquellos que estaban infectados, para dejarlos morir. Se cree que una de las desafortunadas almas que tuvieron este triste fin fue «Wee Annie», la pequeña Annie, el espíritu de una joven enferma que fue separada de su familia y a la que se oía llorar pidiendo su muñeca favorita. Hoy en día la cámara está llena de montones de muñecas y ositos que los bondadosos visitantes han ido dejando a lo largo de los años. Permanezca sin moverse unos segundos y puede que sienta un súbito golpe helado en el ambiente, un tirón insistente en el borde de su abrigo o incluso una mano invisible que sujeta la suya en la oscuridad.

El monstruo del Castillo de Glamis

EL MONSTRUO DEL CASTILLO DE GLAMIS

El Castillo de Glamis ha sido residencia de un considerable número de macabros espíritus y fenómenos paranormales a lo largo de los siglos, pero el más famoso y peculiar de todos ellos es verdaderamente siniestro.

La noche del 21 de octubre de 1821, Lord Glamis y su esposa recibieron la llegada de su hijo y heredero, al que llamaron Thomas. Su alegría no duró mucho porque el bebé murió poco después. Sin embargo, pronto comenzaron a correr rumores según los cuales el niño había sobrevivido, pero había nacido horriblemente deformado y había sido escondido en una cámara secreta en las profundidades de los muros fortificados del castillo, alejado de los inquisidores ojos de extraños, para evitar la vergüenza de la familia.

La leyenda cuenta que, cuando cada uno de los subsiguientes herederos del condado llegaba a la mayoría de edad se les llevaba a la cámara escondida donde se les hacía enfrentarse a la terrible verdad: una criatura de fuerza casi sobrehumana, sin cuello, con un torso en forma de barril y extremidades diminutas y cubierto de pelo. Ningún miembro de la familia, ni los ya fallecidos ni los aún vivos, ha reconocido nunca su existencia, al menos no de forma pública. En una carta de 1870, la cuñada del duodécimo conde relató la terrible confesión que el conde había realizado a su mujer sobre lo que ambas habían estado llamando con ligereza «el misterio de la familia»:

«Querida mía, He estado en la sala; he oído el secreto; y si deseas complacerme, en el futuro no vuelvas jamás a mencionarme este tema».

Para más sobresaltos y terrorífica diversión, investigue más sobre el lúgubre pasado de una de las residencias más embrujadas de Escocia, y quizás del Reino Unido, realizando una visita guiada. Si quiere contar con la mejor oportunidad de presenciar ejemplos de actividad paranormal, reserve entradas para Halloween en Glamis, que tiene lugar todos los años.

Un kelpie

LOS KELPIES

Tenga cuidado cuando se acerque al agua Una peligrosa criatura ronda por los lagos y ríos solitarios de Escocia. Esta artera bestia atrae a sus inocentes víctimas hasta el borde del agua, para después ahogarlas sin piedad.

La sobrenatural especie ha sido incluso inmortalizada en el arte. En The Helix podrá ver dos inmensas esculturas de 30 metros de altura que rinden homenaje al mito celta del caballo de agua.

Pero tenga cuidado con los de verdad. Se dice que, para atraer a sus víctimas, el kelpie emite un sobrecogedor grito, que recuerda al sonido de una persona ahogándose. Otros dicen que se aparece al borde del agua, con un aspecto manso y solitario, y anima a los que se acercan a cabalgar montados en su lomo para luego sumergirlos violentamente en su tumba de agua. El secreto para domar a un kelpie es su brida: si consigue quitársela, el caballo está en adelante obligado a obedecerle.

Si quiere una prueba de su existencia, solo tiene que mirar en los terrenos de las ruinas del Castillo de Vayne en Angus. En ellos encontrará, cerca de la orilla del río, una huella en forma de casco impresa en la roca caliza, que este mítico depredador dejó tras de sí. De madrugada o al atardecer, si se queda inmóvil y escucha con atención, puede que consiga escuchar su melancólica canción flotando río abajo.

Menhires

EL MISTERIO DE LOS MENHIRES

Se piensa que los primeros pobladores que llegaron a Escocia, hace más de 10 000 años, erigieron imponentes menhires. Pero, ¿cuál es su significado y por qué existen? La verdad que se esconde tras estos conjuntos de piedras erectas repartidos por toda Escocia está envuelta en misterio. Pero las antiguas creencias populares ofrecen un sinnúmero de explicaciones.

Los emblemáticos Menhires de Calanais que se levantan en la costa oeste de la isla de Lewis son conocidos por su nombre gaélico: Fir Bhreig, los «hombres falsos». Las leyendas locales afirman que se tratan de almas petrificadas de una era lejana, o quizás gigantes transformados en piedras por un santo al haberse negado a convertirse al cristianismo. Algunos incluso dicen que durante solsticio de verano, cuando el sol se esconde, es posible ver una figura espectral vagando entre las piedras.

En la isla de Arran, se dice que las hadas se sentaban en lo alto de la montaña y tiraban piedras desde la cima hacia los páramos de abajo. Al chocar contra el suelo, las pequeñas piedras crecieron hasta convertirse en enormes rocas y formaron los seis círculos de piedra de Machrie Moor.

Los menhires tienen fama de provocar emociones inexplicablemente poderosas. Los creyentes de la Nueva Era y los paganos los veneran como lugares sagrados de culto, mientras que en el Anillo de Brodgar , en las Orcadas, hay personas que se han sentado a esperar pacientemente la llegada de OVNIS y extraterrestres.

Pero no tiene que creen en lo sobrenatural para quedar hechizado por el misterio de los menhires. Visite uno de estos ancestrales monumentos y no podrá evitar sentir una mística energía en el ambiente.

¿Ha cautivado su imaginación alguna de estas historias? Explore montones de lugares extraños y paraderos embrujados repartidos por todo lo ancho y largo del país, en los que puede adentrarse en el lado oscuro del patrimonio de Escocia y ponderar sus más perdurables misterios. Y no se olvide de descubrir más historias, costumbres y tradiciones exclusivas de Escocia .

 

Comments

Política de cookies

VisitScotland usa cookies para mejorar tu experiencia en nuestra página web. Si usas nuestra página web, aceptas nuestro uso de las cookies. Para más información, lee nuestra nueva declaración de privacidad y cookies.