Vamos a ver… ¿Por dónde empezar? Hay probablemente más de un millón de formas de llenar sus vacaciones con cosas que hacer en Escocia.

Así que… ¿Qué le parece ver grandiosos castillos? ¿Recorridos en tren por majestuosos paisajes? ¿Descubrir los secretos de las destilerías de whisky? ¿Correr una aventura saltando de isla en isla? ¿Pasar una tarde en una galería o un museo? ¿Explorar la costa? ¿Una noche en el teatro? ¿Escalar Munros? ¿Hacer un recorrido literario? ¿Descender por aguas bravas? ¿Explorar las tiendas? Podríamos seguir… y seguir… y seguir… y seguir…