Una de las mejores cosas de Escocia es que, independientemente de donde se encuentre, siempre habrá un castillo cerca. Tan característicos del paisaje escocés como los lagos cristalinos y las montañas ondulantes, los castillos del país se encuentran entre los más emblemáticos del mundo.

Con más de 3 000 castillos en Escocia, casi uno por cada milla cuadrada, no nos gusta tener que reducir la lista solo a 10. Pero esta es nuestra lista de aquellos que siempre dejan sin aliento.

1. Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo y fuente de Ross

El Castillo de Edimburgo, erigido sobre un escarpado volcán extinto, en una posición elevada sobre la capital de Escocia, es, sin duda, el castillo más famoso e importante del país. Este extenso complejo alberga las Joyas de la Corona, la Piedra del Destino y el Mons Meg. Llegue a tiempo para ver el cañonazo de la una en punto.

2. Castillo de Braemar

Castillo de Braemar, Royal Deeside

Rodeado por el esplendor del Parque Nacional de Cairngorms, la fortaleza del siglo XVII del Castillo de Braemar cumple todos los requisitos: torreones almenados, escaleras de caracol vertiginosas y un calabozo asfixiante. Recorra los terrenos y descubra más sobre el clan Farquharson.  

3. Castillo de Balmoral

Árboles de la finca del Castillo de Balmoral

La reina Victoria describía Balmoral como «su querido paraíso en las Highlands» y sigue siendo la residencia privada de la familia real. Cuando la familia real no se encuentra alojada, los visitantes pueden disfrutar de exposiciones en el salón de baile, la sala más grande de la casa, y caminar por los preciosos jardines y terrenos.

4. Castillo de Blair

Castillo y Jardines de Blair 

El encalado Castillo de Blair se eleva orgulloso con las colinas boscosas como telón de fondo sobre el río Garry. El antiguo hogar de los duques y condes de Atholl también cuenta con el último ejército privado de Europa, los Atholl Highlanders. Descubra sus opulentas habitaciones y su extensa finca.

5. Castillo de Inveraray

Castillo de Inveraray

La austera fachada del Castillo de Inveraray , hogar de los duques de Argyll, contrasta radicalmente con sus interiores suntuosos, ejemplo perfecto de la elegancia neoclásica del siglo XVIII. Contemple los tapices de Beauvais, de valor incalculable, en la sala de estar y las vistas impresionantes a Loch Fyne.

6. Castillo de Cawdor

Noche en el Castillo de Cawdor

El Castillo de Cawdor, hogar ficticio del barón de Cawdor de la obra de Shakespeare Macbeth, se encuentra entre los castillos con más encanto de Escocia. Famoso por su edificio de cuento, su dramática historia y sus jardines románticos, de más de 300 años, es como un viaje hacia el pasado.

7. Castillo de Eilean Donan

Eilean Donan, en Loch Duich, con sol

Eilean Donan debe ser uno de los castillos más fotografiados del mundo. Eilean Donan, con un enclave de postal en una isla al inicio de Loch Duich, está impregnado del arte jacobita. Entre los objetos raros que se exponen se encuentra una espada supuestamente utilizada en la batalla de Culloden. 

8. Castillo de Dunnottar

Castillo de Dunnottar, Stonehaven

El adjetivo «dramático» se queda corto para describir el efecto que produce esta formidable fortificación situada sobre un acantilado. El Castillo de Dunnottar, pertrechado sobre una formación rocosa con vistas a la costa noreste, ha sido testigo de muchos momentos clave de la historia de Escocia. La vista del castillo dibujado sobre el atardecer es fascinante.

9. Castillo de Glamis

Exterior del Castillo de Glamis

Las paredes de arenisca roja del Castillo de Glamis han acogido a numerosos personajes extravagantes a lo largo de los siglos, como la Reina Madre. Además, aparece en la obra de Shakespeare Macbeth. El Castillo de Glamis, coronado con almenas y torreones puntiagudos, es un ejemplo perfecto de la majestuosidad de la arquitectura señorial.

10. Castillo de Stirling 

Entrada del Castillo de Stirling

El Castillo de Stirling, sometido a una meticulosa restauración que le ha devuelto su grandeza renacentista, fue la residencia favorita de los Estuardo. Venga con sus hijos a conocer a cortesanos, escoltas y sirvientes perfectamente caracterizados y adéntrese en un mundo exclusivo repleto de decadencia, conspiraciones e intriga.